La Generalitat garantiza una «cumbre» entre Sánchez y Torra y dos ministros y dos consejeros esta tarde

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto al presidente de la Generalitat, Quim Torra./Archivo
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto al presidente de la Generalitat, Quim Torra. / Archivo

El Gobierno catalán aspira a pactar una fórmula para tener diálogo permanente con la Moncloa

CRISTIAN REINOBarcelona

Una «cumbre de tres a tres» en dos fases: una primera, en la que se verán a solas el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y una segunda fase, en la que ya estarán los dos gobiernos de tú a tú, en este caso los dos presidentes, los dos vicepresidentes (Carmen Calvo y Pere Aragonès), así como un ministro (Meritxell Batet) y una consejera (Elsa Artadi).

Este es el formato de reunión para esta tarde que según la Generalitat se ha cerrado en las últimas horas entre la Moncloa y el Palau de la Generalitat. Fuentes de la Generalitat han señalado que el presidente del Gobierno ha pedido que haya un «aparte» a solas entre los dos presidentes.

La consejera de la Presidencia, Elsa Artadi, ha señalado que, sobre el orden del día, aun está en el aire. «Se podrá hablar de todo, no hay límites», ha asegurado. «Esta es la diferencia con Mariano Rajoy. Nos podemos reunir y no hay límites sobre qué hablar», se ha felicitado. Y ha instado al Gobierno central a practicar el diálogo y avanzar en el mismo. «Hoy tenemos una oportunidad para crear un método sobre cómo dialogar, avanzar y buscar soluciones» al pleito catalán, ha apuntado Artadi. A su juicio, las relaciones entre la Moncloa y el Palau de la Generalitat «fluctúan». En el mes de julio, cuando se produjo la primera reunión, «teníamos más esperanzas», ha señalado. «Hoy tendremos más información sobre si están mejor», ha añadido.

Sobre las protestas de mañana, Artadi ha asegurado que el Gobierno catalán garantizará todos los derechos, el de reunión del Consejo de Ministros, y también el de la gente a protestar. Eso sí, ha descartado que ningún miembro del Ejecutivo catalán participará en las movilizaciones. En cualquier caso, la Generalitat sigue sin condenar las protestas anunciadas por los CDR, como cortes generalizados en carreteras, vías de tren, aeropuertos o puertos, o la convocatoria frente a la Llotja de Mar, donde se reunirá el Consejo de Ministros, y los sitúa al mismo nivel que la manifestación unitaria que tendrá lugar en Barcelona por la tarde. Artadi ha dicho que confía en la sociedad catalana y que las protestas serán pacíficas.

Mientras, el Govern catalán ha aprobado esta mañana un decreto ley según el cual autoriza la creación de 750 plazas de los Mossos d'Esquadra y 250 plazas de bomberos de la administración autonómica catalana. La decisión del Gobierno catalán llega un día antes del 21-D, en que están anunciadas movilizaciones por toda Cataluña y los Mossos d'Esquadra tiene el encargo de velar por la seguridad, especialmente en el entorno de la Llotja de Mar, donde se celebra el Consejo de Ministros, en un contexto de fuerte tensión entre la Policía catalana y la Consejería del Interior. Ayer mismo, el consejero de Interior, Miquel Buch, tuvo que salir escoltado de la Consejería, porque las protestas que llevaban a cabo los agentes de los Mossos le impidieron salir con normalidad. Los sindicatos de los Mossos llevan semanas de movilizaciones. Piden que los sueldos de los agentes de la policía autonómica se equipara a los de los bomberos. La Generalitat, que mañana se la juega ante las protestas de los CDR, ha tratado de aplacar el desconteto de los Mossos. Según el acuerdo aprobado esta mañana, la Policía catalana pasa a tener un cuerpo de 18.267 agentes.

 

Fotos

Vídeos