El 36% de los diabéticos de Burgos no se ha sometido nunca a una exploración de fondo de ojo

El retinógrafo detecta diferentes enfermedades que afectan a la retina. /BC
El retinógrafo detecta diferentes enfermedades que afectan a la retina. / BC

El diagnóstico precoz es vital en enfermedades como la retinopatía diabética, ya que no da síntomas, y cuando se detecta, puede haber ya daños irreversibles en la visión

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El Colegio de Ópticos Optometristas de Castilla y León (COOCYL), coincidiendo con el Día Mundial de la Diabetes, ha querido poner en valor su papel en la detección precoz y el control de esta enfermedad que afecta a unos 40.000 burgaleses, aunque más de un 40% no están todavía diagnosticados. En este sentido, Alejo Ruiz delegado de COOCYL en Burgos ha asegurado que «ahí es donde radica el principal problema, que un importante número de personas es diabético y no lo sabe».

Ruiz recuerda que aproximadamente el 26% de los pacientes con diabetes tipo 1 y el 36% de los tipo 2 no han sido sometidos nunca a una exploración de fondo de ojo, «una sencilla prueba que puede ser realizada por un óptico-optometrista y que ayuda a detectar la retinopatía diabética, una de las principales causas de pérdida severa de visión en el mundo».

El delegado de COOCYL en Burgos señala que más de un tercio de las personas con diabetes desarrollarán algún tipo de daño en los ojos durante su vida, de ahí la importancia de «los controles visuales, en especial de fondo de ojo, que puede y debe realizar el optometrista, tanto para descubrir casos de diabetes sin diagnosticar, como para hacer un seguimiento adecuado a esos otros pacientes que ya están diagnosticados».

'12 mese, 12 cuidados visuales'

El COOCYL ha puesto en marcha el plan '12 meses, 12 cuidados visuales' del que forma parte la campaña sobre prevención y control de la diabetes que se inició el pasado mes de octubre, con motivo del Día Mundial de la Visión y la Optometría.

Temas

Burgos
 

Fotos

Vídeos