Los pantanos del Arlanzón acumulan más agua embalsada que la media de la última década

Las lluvias de primavera dejan los pantanos del Arlanzón con un 6% más de agua que la media de los últimos diez años

El pantano de Úzquiza se encuentra al 88% de su capacidad/BC
El pantano de Úzquiza se encuentra al 88% de su capacidad / BC
Cristina López Reques
CRISTINA LÓPEZ REQUESBurgos

Los burgaleses, como toda España, fijan su atención constantemente en el estado de los pantanos. Y es que, comprobar cuál es el volumen de agua embalsada es una forma clara de poder olvidar, o seguir hablando, de una de las peores sequías que arrastraba España en las últimas décadas.

Ahora sí, por fin, se puede decir que esa situación es pasado. El estado actual de los pantanos burgaleses de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) es tan elevado que el volumen de agua embalsada se encuentra seis puntos por encima del promedio de los últimos diez años. Un promedio que se sitúa en el 84,3% de la capacidad total de embalse de Arlanzón y Úzquiza. En la actualidad, el sistema de embalses alcanza el 90,4% de su capacidad. Además, todavía resulta más gratificante si el mismo dato se compara con uno más reciente, el del año pasado, cuando se situaba al 58%.

La mejora es evidente. Las lluvias, la nieve y el deshielo han tenido sus frutos y, hoy en día, se puede decir que los pantanos gozan de buena salud. Sin embargo, ha habido épocas de preocupación, debido a la falta de agua. A continuación, hacemos un repaso por cuatro estados diferentes por los que ha pasado el pantano de Úzquiza en los últimos meses.

Noviembre de 2017, se disparan las alarmasGabriel de la Iglesia
1

Noviembre de 2017, se disparan las alarmas

A un tercio de su capacidad. Esa era la situación preocupante y complicada del embalse de Úzquiza en noviembre del pasado año. Por esa fecha rondaba los 21 hectómetros cúbicos, es decir, un 28% de su capacidad. La propia CHD lo calificó entonces como el volúmen de agua embalsada más bajo de los últimos 22 años . Únicamente en 1995 se bajó de esas cifras en toda la serie de registros históricos con los que cuenta la Confederación. Por tanto, 2017 acababa mal para los pantanos burgaleses.

Febrero de 2018, empeora la situaciónPatricia Carro
2

Febrero de 2018, empeora la situación

Año nuevo y situación a peor. Si el estado del pantano de Úzquiza era preocupante a finales de 2017, el comiezo de 2018 solo sirivió para agravar la situación. En enero, el volumen de agua embalsada disminuyó hasta los 19,4 hectómetros cúbicos , es decir, al 25,8%. Sin embargo, comenzaron a llegar las lluvias y la situación fue mejorando, aunque lentamente. Un mes después, en febrero, Úzquiza se encontraba al 27% de su capacidad, una cifra que todavía no alcanzaba la de finales del pasado año, pero que mejoraba la del principio de 2018.

Marzo de 2018, comienza la recuperaciónSanti Otero/EFE
3

Marzo de 2018, comienza la recuperación

Comenzaban a llegar las buenas noticias. En marzo ya se pudo hablar de recuperación. Los pantanos empezaron a llenarse de manera más significativa. Día tras día la previsión meteorológica era de lluvia y nieve, una situación que fue borrando, poco a poco, la sequía. Durante todo el mes de marzo se fue incrementando el volumen de agua del sistema de embalses . De manera tal que, el primer día del mes, Úzquiza tenía 24,4 hectómetros cúbicos embalsados. Tan solo diez días después la cifra ascendió a los 36,6 hectómetros cúbicos. Ya estaba a casi la mitad de su capacidad.

Mayo de 2018, se olvida la sequíaBC
4

Mayo de 2018, se olvida la sequía

Úzquiza tiene una capacidad total de 75 hectómetros cúbicos. Viendo la foto, tomada hace apenas 15 días, se podría decir que está completamente lleno. Y echando mano de las cifras se puede comprobar que casi es así, pues actualmente tiene embalsados 66 hectómetros cúbicos, o lo que es lo mismo, casi un 88% de su capacidad . Una situación inmejorable a la que se une el pantano del Arlanzón que, desde hace semanas, se encuentra al 99% de su capacidad total.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos