Una galaxia de leds

Millones de bombillas leds iluminan estos días las ciudades españolas | Comerciantes y alcaldes coinciden en la rentabilidad que otorgan este tipo de elementos decorativos callejeros

Una gran noria de 50 metros da la bienvenida a la Navidad en San Sebastián, dentro del Gabonetako Askoa./Fomento San Sebastián
Una gran noria de 50 metros da la bienvenida a la Navidad en San Sebastián, dentro del Gabonetako Askoa. / Fomento San Sebastián
Miguel Ángel Alfonso
MIGUEL ÁNGEL ALFONSOMadrid

Cuando Edward Johnson, socio de Thomas Edison, tuvo la feliz idea de iluminar su casa neoyorquina con luces de colores para celebrar la Navidad en 1882 no sabía que estaba a punto de inaugurar una tradición que llegaría hasta nuestros días. Por aquél entonces se utilizaban velas para decorar los árboles; sin embargo, pronto los comerciantes vieron un filón en la bombillas incandescentes que el propio Edison había patentado tres años antes. Además de ser más llamativas, eran más seguras y atraían a los clientes.

Pronto, calles y avenidas de las ciudades estadounidenses más importantes, como Los Ángeles o Chicago, y después otras europeas, se fueron llenando de estas bombillas de colores durante las fechas navideñas. Algunas se trenzaban para formar figuras de regalos, otras de muñecos de nieve. En la actualidad, ya han sido sustituidas por tiras de luces leds que, además de ser más versátiles, consumen hasta un 80% menos de electricidad, por lo que son mucho más ecológicas y tienen una vida útil mucho más larga. Ya no tienen el problema de que, si una resistencia fallaba, se desconectaban de la corriente el resto del tendido del alumbrado.

Las cifras son cada vez más astronómicas en las ciudades españolas. En Vigo, por ejemplo, el Ayuntamiento ha repartido por las calles más de 9 millones de este tipo de luces por valor de 3,7 millones de euros, un contrato que volvió a ganar por segundo año consecutivo la empresa cordobesa Iluminaciones Ximénez. Su alcalde, Abel Caballero, incluso presume de haber rentabilizado el gasto la misma noche del encendido oficial: «Han venido 40.000 personas de 46 países distintos para seguir el encendido. En un fin de semana, Vigo ha rentabilizado tres veces el coste de las luces».

La calle Larios de Málaga con su ya clásica cúpula de luces (arriba); El puente de María Cristina, en San Sebastián, iluminado durante el Gabonetako Askoa (Derecha); La ciudad de Vigo recibe 40.000 visitantes durante la noche del alumbrado navideño. / Agencias

Una noria de 50 metros de altura

Otro ejemplo de despliegue es el Gabonetako Askoa de San Sebastián, organizado por la Tenencia de la Alcaldía de la capital guipuzcoana y la empresa municipal Fomento de San Sebastián, que integra un circuito con diferentes iniciativas, espacios y actividades en diversos puntos del centro de la ciudad, que contará con 80 calles iluminadas. Aunque lo más destacado es una gran noria de 50 metros de alto instalada en Alderdi Eder, una pista de trineo, tiovivos y un tren navideños, la gran bola de la plaza Cervantes, casetas de productos navideños en el Paseo del Urumea y también en el Buen Pastor y un completo programa diario de actividades para todos los públicos destacan este año en el Mercado de Navidad.

«Nuestra función no es tanto invertir mucho dinero, sino incorporar detalles para innovar y personalizar. Para la iluminación navideña contactamos con un profesor de la Facultad de Arquitectura de la UPV y este se implicó mucho. Fue un éxito porque logramos unir a estos alumnos con otros de Ingeniería y de ese concurso salió un diseño fabuloso de una bola de Navidad que luego ha tenido una enorme proyección en otras ciudades», explica Euken Sesé, Gerente de Fomento de San Sebastián.

El teniente alcalde, Ernesto Gasco, añdae que «desde la Tenencia de Alcaldía de San Sebastián hemos hecho una apuesta importante para potenciar el ambiente navideño y conseguir ofrecer una ciudad atractiva como destino en estas fechas. Este año se han descentralizado las actividades, diseñando un circuito de atracciones que va desde el Paseo de Francia como eje principal del Mercado, Alderdi Eder con la noria, o el Buen Pastor con nuevos puestos de repostería. Con la gran noria vamos a tener unas vistas diferentes e impresionantes de la ciudad. Vamos a hacer de San Sebastián un atractivo como destino de Navidad, queremos convertirnos en referencia en el norte del país».

Gasco ha puesto de relieve el «componente» de innovación que aporta porque, «a la bola de la Plaza Cervantes y los cubos iluminados sobre el Urumea diseñados por alumnos de la UPV/EHU, este año hay que sumar otros elementos diseñados por ellos como son la iluminación del puente de Santa Catalina, la iluminación del mercado de San Martín, con una espectacular aurora boreal luminosa, o la iluminación con forma de barandilla de la Concha de la calle Urbieta».

Para Sesé, el gran reto es «la participación del sector privado», al estilo de Estrasburgo u otras ciudades europeas con más de cien años de tradición en la organización de este tipo de mercados. «Es el enorme déficit que tenemos en nuestro país. La implicación de hoteles, comercios, empresas... Crearía un todo que ayudaría a dimanizar la ciudad en estas fehcas», explica. En el caso de San Sebastián, el presupuesto asciende a 750.000 euros, de los cuales más 450.000 proceden de subvenciones y patrocinadores privados, tal y como indican desde Fomento San Sebastián.

Una bóveda de luces

Su rival en el sur es Málaga. En la capital andaluza la iluminación en las zonas emblemáticas de la ciudad cuenta este año con 2.062.104 puntos de luz led de eficiencia energética. En la calle Larios se ha instalado una bóveda con 2.630 cordones de microled, dos cúpulas y 24 pórticos con ventanas, vidrieras y rosetones tipo catedral. Además de los nuevos árboles, este año también se estrenarán 140 motivos de pájaros en la plaza de la Merced, cuatro nuevas bolas en la plaza de Torrijos y nuevos modelos de iluminación en las calles Granada, Molina Lario, Cárcer y Casapalma, Centro Histórico, Soho, Marqués de Larios y lateral de la Alameda Principal.

Iluminar el Centro Histórico supondrá para el Ayuntamiento malagueño una inversión de 733.211 euros, unos 60.000 euros más que el año pasado, ya que el árbol de la plaza de la Marina lo costeará el propio Ayuntamiento (hasta el año pasado estaba patrocinado).

Arquitectos y diseñadores para Madrid

Vista de la fuente de Cibeles de Madrid durante el tradicional encendido de luces de Navidad.
Vista de la fuente de Cibeles de Madrid durante el tradicional encendido de luces de Navidad. / Efe

En el caso de Madrid, arquitectos y diseñadores españoles han diseñado la iluminación de las calles de la capital para poner en valor los espacios más emblemáticos de la ciudad, para lo que se usarán casi 7,5 millones de lámparas led, según informó el Consistorio en un comunicado.

En total, el número de horas que se va a mantener encendido el alumbrado navideño es de 263. Un coste que podría rondar un coste similar al destinado en 2017, cuando el Ayuntamiento capitolino destinó 2,5 millones de euros en la iluminación, dotando de recursos a un mayor número de calles en la periferia de la capital. En este sentido, el incremento suponía un gasto de 400.000 euros más respecto al año anterior.

El árbol de Navidad más grande de Europa

Dos chicas se hacen un selfie con el árbol de Navidad más grande de Europa, en Granada.
Dos chicas se hacen un selfie con el árbol de Navidad más grande de Europa, en Granada. / Alfredo Aguilar

La ciudad de la Alhambra siempre es mágica y siempre merece una visita. Durante las vacaciones navideñas también. Y, si bien la iluminación de sus calles no ofrece ninguna cifra de impacto, Granada cuenta desde hace dos años con un atractivo único: el árbol de Navidad más grande de Europa.

Con sus 55 metros de altura y sus miles de luces de colores puede verse desde muy lejos, por ello cuenta en su cúspide con una baliza para alertar a los aviones y evitar accidentes. Está en el centro comercial Nevada Shopping y seguro que está entre los principales motivos para que la ciudad haya visto incrementadas sus reservas hoteleras en más de un 22%.

Atraer clientes

Expertos en marketing y comerciantes insiten cada año en la importancia que tiene para los negocios la iluminación navideña de las ciudades. Desde la Confederación Española de Comercio defienden la importancia del alumbrado navideño para los negocios. «Las luces de Navidad son un elemento vital de la campaña, dan vida, dinamizan las calles y propician que el ciudadano se pasee por ellas. Esto beneficia directamente al pequeño y mediano comercio porque es el que más arraigado está en la trama urbana», explican.

 

Fotos

Vídeos