La AECC lleva sus planes de prevención a 7.000 alumnos cada año

Mesa informativa de la AECC en el Paseo del Espolón./CC
Mesa informativa de la AECC en el Paseo del Espolón. / CC

La campaña 'Acaba con el piti' cumple 15 años luchando contra el tabaquismo en la provincia

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

La prevención es un pilar básico para que los jóvenes no comiencen con el mal hábito de fumar. En especial, entre los niños de 12 y 13 años. Por ello, desde la Asociación Española Contra el Cáncer de Burgos, que esta mañana ha sacado unas mesas informativas en el Paseo del Espolón con motivo del Día Mundial Sin Tabaco, apuestan por recorrerse los colegios e institutos de toda la provincia para evitar, primero, que vayan a comprar cajetillas de tabaco y, después, males peores.

El programa estrella lleva como nombre 'Acaba con el piti' y está centrado en los estudiantes de primer y segundo curso de Educación Secundaria. Comenzó su andadura en 1999, aunque hasta 2003 no se institucionalizó oficialmente. Cada año participan unos 2.500 alumnos. En el taller, que está dividido en tres sesiones, aplican técnicas de asertividad y estrategias para luchar contra la presión de grupo en edades en las que es muy fácil que las cuadrillas presionen a un joven para encender un cigarrillo. Además, la actividad está apoyada por miembros de la Asociación Burgalesa de Laringectomía, que muestran a los escolares la situación de las personas que han sido operadas de cáncer de Laringe.

Con el mismo objetivo, el personal de la asociación acude a colegios e institutos de Burgos para otras dos citas sobre salud. Los alumnos de cuarto de Educación Secundaria participan en los talleres 'Jóvenes por la salud', en los que se fomentan los buenos hábitos de alimentación y deporte, mientras que los niños de 7 y 8 años reciben, desde hace cinco años, formación en inteligencia emocional gracias a un convenio con la Junta de Castilla y León. En total, cerca de 7.000 alumnos pasan cada curso académico por los tres eventos. La psicóloga Cristina Sota ha explicado que los datos son positivos y que su paso por los centros deja huella. Las cifras, aunque algo antiguas, fijan en un 30% la caída de fumadores tras el paso de la AECC.

Los cigarros y los vapeadores son igual de malos

La lucha preventiva de la AECC contra el tabaco se ha encontrado con un nuevo oponente: los cigarros electrónicos. Desde la organización están trabajando para que la sociedad trate de la misma manera a los cigarrillos que a los vapeadores. Desde el punto de vista legal, son lo mismo desde 2017, pero el presidente provincial de Burgos de la AECC, Enrique Plaza, alerta que, en la realidad, no es así. De hecho, se muestra muy preocupado porque conoce casos de niños de 12 y 13 años que han recibido como regalo un cigarrillo electrónico. «Se presenta como una solución blanda cuando realmente está entrando en edades jóvenes. Se están lanzando con distintos sabores y me costa que se han dado por cumpleaños», ha asegurado el directivo, mientras insistía en que las familias veten tanto el tabaco como los vapeadores.

La AECC en Burgos está formada por más de 6.000 socios, aunque las previsiones del máximo responsable burgalés hablan de que la entidad alcanzará los 6.500 afiliados durante este año. Asimismo, cuenta con una Junta Local en Aranda de Duero, que también ha montado mesas informativas en varios puntos del municipio ribereño para luchar contra el tabaquismo en la jornada mundial sin esta droga.

 

Fotos

Vídeos