El apagón de los comercios de Gamonal se extiende por España

Cartel en uno de los pequeños comercios de Gamonal. /BC
Cartel en uno de los pequeños comercios de Gamonal. / BC

El fundido a negro de los escaparates reivindicó el comercio de proximidad en Burgos | Vitoria, Pamplona o Alicante se sumaron a la iniciativa de Zona G que anuncia más acciones de concienciación

Aythami Pérez Miguel
AYTHAMI PÉREZ MIGUELBurgos

Estas son jornadas de compras, de ultimar los regalos para el Día de Reyes, por eso mismo, se escogió el día de ayer para celebrar una jornada de reivindicación del comercio de proximidad. En un principio parecía una inocentada, los escaparates de los comercios del barrio burgalés de Gamonal amanecían con carteles de 'Se vende' o 'Se alquila'. En realidad, era una inocentada pero reivindicativa porque, en poco tiempo, si se sigue esta tendencia, puede ser una realidad.

La Asociación de Comerciantes Zona G llevó a cabo ayer una acción reivindicativa del comercio de proximidad. Una iniciativa que pretendía concienciar a los ciudadanos sobre la importancia de elegir este comercio por la «seguridad», «profesionalidad» o «diferenciación» que aporta. El seguimiento de la acción por parte de los comercios de Gamonal fue prácticamente total. El 95% de los asociados de Zona G, en total son 200, secundaron la iniciativa pero es que la acción se extendió por Burgos, Briviesca, las Merindades, Pamplona, Vitoria, Huesca o Alicante a iniciativa de esta asociación burgalesa que se encargó de difundir la idea, junto con la Federación de Empresarios de Comercio de Burgos (FEC).

Como explica el gerente de Zona G, Borja García, esta es la primera vez que desde la asociación se organiza esta acción pero, dado el «buen seguimiento» se plantean llevar a cabo actos similares en el 2019. «Estamos muy contentos con el resultado. Los carteles impactaron, la gente entraba a los locales preocupada», explica García. La acción consistió en pegar carteles de 'Se vende' o 'Se alquila' en los escaparates para captar la atención de los vecinos y tuvo éxito. Con ello, el tejido empresarial del pequeño comercio quiere hacer entender a la ciudadanía que sus decisiones a la hora de comprar tienen mucha trascendencia.

Compras 'online'

El principal enemigo de este comercio de proximidad son las compras 'online', «incluso los grandes centros comerciales están notando esto», aclara García, quien se muestra preocupada porque «en Burgos se pueden ver calles con hasta cuatro locales cerrados seguidos y eso aumenta la sensación de abandono o dejadez».

El gerente de Zona G recuerda que estos comercios cercanos «dan vida a las calles, garantizan seguridad en las compras, suponen la diferenciación con otras ciudades, aportan profesionalidad y un trato cercano. Además, cumplen una función de sociabilidad muy importante para la calidad de vida». Esa «vida» y «luz» que explica García que aportan estos locales comerciales se puso también de manifiesto ayer con un apagán. A las 19:45 horas los comercios de Gamonal apagaron sus luces y con ellos también muchos otros pequeños negocios del resto de Burgos y otras ciudades. Calles más oscuras, con menos vida para concienciar a la población.

En su lucha por sobrevivir, estos propietarios de tiendas físicas no se limitan a la protesta. Muchos ya están inmersos en un proceso de adaptación a las nuevas tecnologías sin dejar el comercio físico de proximidad. Zona G tiene su propia plataforma digital para que el consumidor adquiera productos que se venden en el barrio de Gamonal sin salir de casa. En esta batalla contra las grandes plataformas de venta 'online', Zona G impulsa el aprendizaje constante de sus asociados para manejar las nuevas tecnologías.

Desde Zona G también se pide la colaboración de las administraciones para que estas desarrollen campañas para el fomento del comercio de proximidad, den facilidades a los emprendedores que quieran abrir locales vacíos o se controlen los «elevados» precios del alquiler de estos establecimientos.