El arco de la iglesia románica de Cerezo de Río Tirón ya luce en el Monasterio de San Juan

El alcalde de Burgos, Javier Lacalle, acompañado por miembros del Ayuntamiento y de la Junta de Castilla y León/Ricardo Ordóñez/ICAL
El alcalde de Burgos, Javier Lacalle, acompañado por miembros del Ayuntamiento y de la Junta de Castilla y León / Ricardo Ordóñez/ICAL

Para trasladarle de su anterior e histórica ubicación en el paseo de la Isla se han invertido cerca de 110.000 euros

ICALBurgos

Desde hoy, los burgaleses podrán disfrutar en el Monasterio de San Juan, del arco de la iglesia románica de Cerezo de Río Tirón, situado anteriormente en el paseode la Isla. El alcalde de Burgos, Javier Lacalle, la concejala Ana Bernabé y el director de obras, Javier Garabito, han presentado hoy la imagen final y el resultado de este traslado de la portada románica en la que a partir de ahora será su nueva casa.

Para la realización de este proyecto, se han invertido cerca de 110.00 euros, una inversión que el alcalde de la ciudad ha asegurado que no era «especialmente elevada» respecto del resto de inversiones que se están haciendo en la ciudad.

El temporal de nieve no ha sido impedimento para presentar esta obra, que luce un arco «mucho más ligero y limpio que la imagen que estamos acostumbrados a ver en el Paseo de la Isla», ha explicado Lacalle. Una imagen a la que ha calificado como «perfecta para conservar un bien extraordinario», como es este arco románico. Asimismo, ha remarcado que «el compromiso y la obligación» de la ciudad era «poderlo mantener, respetar y cuidar».

Una actuación, que tal y como ha señalado el alcade, «parece sencilla pero que posiblemente ha sido de las más complicadas desde el punto de vista técnico», precisamente por las características del proyecto. En su nueva ubicación, la portada románica «queda a disposición de todos los ciudadanos» y en «un espacio mucho más protegido», ha añadido Garabito.

Por su parte, el director de obras, explicó que sabía que esta obra «podía crear cierta polémica», puesto que suponía «desmontar un arco que todos los burgaleses teníamos tan metido dentro que estaba en el paseo de la Isla». Sin embargo, ha recordado que a la hora de iniciar las obras, el mayor problema que tuvieron fue el desmontaje, puesto que «tenía un cemento muy rico, lo cual dificultó muchísimo el desmontaje», ha dicho, «todas las piezas estaban ligadas con este cemento, entonces a la hora de separar las piezas existía riesgo de rotura».

Este fue uno de los motivos por los cuales la obra tuvo mucho retraso, ya que la empresa encargada del proyecto «fue muy minuciosa y meticulosa» en este aspecto. Otro retraso, se produjo debido a las catas arqueológicas que se llevaron a cabo en el propio Monasterio, y en las cuales se halló una necrópolis de la Edad Media.

Por otro lado, tanto Lacalle como Garabito han querido agradecer el trabajo de todo el equipo y a la empresa palentina Valuarte, adjudicataria del proyecto. Asimismo les felicitaron por el éxito del trabajo, «el resultado merece mucho la pena», ha asegurado el alcalde. Por su parte, Garabito ha reconocido la ayuda de la asociación Cerasio, que les informaron de que había piezas del arco en Cerezo del Río Tirón, y esto permitió «recolocar seis piezas originales a nivel de las columnas y una pieza original dentro de las arquivoltas». Unas incorporaciones que «enriquecen la actuación» y permiten «recuperar un poquito más del bien», añadió.

Más información

Próximos proyectos

Por otro lado, el alcalde de la ciudad burgalesa ha avanzado que durante el mes de febrero continuarán con la mejora del espacio del Monasterio de San Juan, puesto que se iniciará «la limpieza de todo lo que era la antigua iglesia del Monasterio». «Va aser la primera actuación que se realice dentro de ese contrato de obra», ha añadido. Posteriormente, se procederá a «reforzar y consolidar la espadaña para evitar riesgos de cualquier tipo de desprendimiento».

Asimismo, a lo largo del mes de marzo, se iniciará la restauración de la fuente de Santa María, cuyas obras ya están adjudicadas. Para llevar a cabo esta acción, la fuente se restaurará fuera del lugar donde se ubica actualmente, la Plaza Santa María, con la idea de que a lo largo de los próximos meses, «quede ya a disposición de los ciudadanos», ha sentenciado.

Temas

Burgos
 

Fotos

Vídeos