La Asamblea Feminista llama a secundar una «huelga total» que confían en que «trascienda»

La Asamblea Feminista ya prepara la jornada de huelga/GIT
La Asamblea Feminista ya prepara la jornada de huelga / GIT

El colectivo insite en que la huelga del próximo 8 de marzo no es sino «la punta del iceberg de un movimiento» feminista que ya es imparable

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El próximo 8 de marzo será una cita histórica. Así al menos lo esperan desde la Asamblea Feminista, que esta mañana ha hecho un «llamamiento» a todas las mujeres para que secunden la huelga convocada con carácter internacional para luchar contra las discriminaciones que sufren cada día. Una convocatoria que, según Jimena Ibáñez, no es sino «la punta de iceberg de un movimiento continuo que se está gestando en los últimos años» y que ya es imparable.

Muestra de ello, ha dicho, es la propia convocatoria de «huelga total», un concepto que «desborda el sentido tradicional». No en vano, además de ser una «huelga laboral» con todos sus «derechos», la del próximo 8 de marzo será una huelga «de consumo, de cuidados y estudiantil». Esto es, que el objetoivo es «parar el país» en «todos los ámbitos en los que las mujeres están oprimidas» para demostrar que, sin ellas, «el mundo se para».

En este sentido, Irene Ruiz ha hecho un somero repaso a todas las «discriminaciones» que sufren las mujeres, empezando por la «brecha salarial y la mayor incidencia del paro y llegando hasta el hogar. Y es que, «se asume naturalmente» que la mujer debe ser la responsable de los cuidados de la familia, un trabajo que no está ni retribuido ni «valorado», pero que es «esencial».

De esta forma, desde el colectivo se ha hecho un llamamiento a todas las mujeres para que durante 24 horas «dejen» de asumir esas responsabilidades. «Sabemos que es difícil dejar esos cuidados», pero «hay que visibilizar» la discriminación en ese ámbito. Por eso, añaden, aquellas que por unas circunstancias u otras no puedan secundar la huelga, pueden mostrar su apoyo mediante algún símbolo, como la colocación de delantales en las ventanas.

Además, desde el colectivo se confía en que las manifestaciones que recorrerán las calles de las principales ciudades del país, incluida Burgos, sean «masivas».

Y todo ello, ha añadido Ruiz, con el objetivo de «luchar» contra «este sistema capitalista y heteropatriarcal» que mira para otro lado cuando se habla de igualdad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos