El Ayuntamiento confía en finalizar la remodelación de El Plantío antes de fin de año

Javier Lacalle, Fernando Inés y Lorena de la Fuente/IAC
Javier Lacalle, Fernando Inés y Lorena de la Fuente / IAC

La obra que contempla reemplazar las cubiertas y mejorar las gradas de Lateral y Fondo Norte y Sur cuenta con un presupuesto de 5 millones de euros

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

En los próximos días comenzarán las obras para remodelar parte del Estadio Municipal El Plantío, acometiendo mejoras, principalmente en la grada de Lateral y los fondos Norte y Sur. El proyecto no contempla cambios de importancia en Tribuna, porque su estado es claramente mejor que el del resto de gradas, según ha explicado esta mañana el alcalde, Javier Lacalle, durante la presentación del proyecto. Y es que 5 millones de euros sólo alcanzan para reemplazar las otras tres gradas, dotarlas de nuevas cubiertas y asientos en toda su extensión.

No obstante, El Plantío incrementará su aforo, pasando de los 12.194 espectadores que puede acoger en la actualidad, hasta los 12.642 -448 más- que tendrá cuando concluya este proyecto. La fecha fijada no sobrepasa 2018, por lo que, si todo va según los plazos marcados, antes de fin de año El Plantío debería de lucir una imagen (en parte) renovada. Buena culpa de alcanzar este objetivo la tendrá la progresión deportiva del Burgos CF. Si los blanquinegros consiguen clasificarse para el playoff de ascenso, los plazos podrían demorarse, pero esta circunstancia es complicada de que llegue a producirse, ya que el equipo en la actualidad es undécimo y está a siete puntos del cuarto, último equipo que participa en la fase de promoción.

Los trabajos comenzarán la próxima semana, contando con que el mercadillo de frutas, verduras y hortalizas del miércoles 28 de febrero aún se celebrará en su habitual ubicación -después se establecerán en el aparcamiento disuasorio de Las Torres-. También se dará por concluida la actividad comercial del propio Fondo Norte, ya que será en esa orientación por la que se comenzará el proyecto de remodelación a instancias del Burgos CF.

En la actualidad, hay dos comercios que siguen abiertos allí, pero sólo uno de ellos tiene contrato en vigor -concluye en 2019-, por lo que los servicios jurídicos del Ayuntamiento tendrán que determinar si el Consistorio tiene que indemnizar al concesionario o, por el contrario, una de las cláusulas del contrato contempla la posibilidad de obligarle a suspender su actividad por razones como la que se da en este caso sin sanción para el Ayuntamiento. De hecho, el alcalde no ha ocultado que su intención es que esos locales no vuelvan a ofrecer una actividad comercial, sino que sean utilizados para uso deportivo, ya que existe necesidad de espacios para clubes.

Así, a mediados de marzo se comenzará a retirar la actual cubierta del Fondo Norte y, un mes más tarde, se actuará sobre el Fondo Sur. En esta otra orientación, el uso de las instalaciones de La Corrala, utilizada por equipos de categorías inferiores de fútbol 7, por lo que los dos últimos meses de competición se verán afectados, teniendo que desplazar los encuentros a otras instalaciones.

La grada de Lateral será el punto más complejo del proyecto y su acometida está prevista para principios de mayo. Sin embargo, la demolición no se ejecutará hasta que la temporada finalice. Mientras, la empresa adjudicataria, la soriana Herce, preparará el terreno sin afectar a los aficionados que disponen de esas localidades. Esto, siempre que el equipo no juegue el playoff. Así, a partir de entonces se daría paso una nueva grada, que contará, además de asientos en toda su extensión, 138 plazas para aficionados de movilidad reducida.

Será en ese momento, entre los meses de junio y septiembre, cuando la avenida Arlanzón podría sufrir cortes de tráfico por los trabajos en la zona.

Imagen del proyecto final de El Plantío
Imagen del proyecto final de El Plantío / IAC

Reverdecer el césped

Por otro lado, aunque el proyecto no contempla ninguna actuación sobre el césped de El Plantío, el alcalde ha reconocido que es un momento «oportuno» y que «ahora o nunca» se pueden resolver los problemas de drenaje que sufre el actual terreno de juego. Es por esto que el Ayuntamiento le ha pedido al Burgos CF que colabore en el proyecto, costeando, incluso, su redacción.

Esta mejora no está ni mucho menos presupuestada y se sumaría a los 5 millones de euros del proyecto. Tampoco entran en el proyecto la instalación de vídeo marcadores, los cuales se buscará financiar a través de la iniciativa privada, del mismo modo que ocurrió en el del Coliseum Burgos, que fue costado por San Miguel, a costa de la exclusividad de su marca en la comercialización de bebidas en el interior del recinto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos