El PP desconfía del incremento del contrato de basuras, que asciende a 18,8 millones, y el PSOE le acusa de «enredar»

El servicio lo gestiona ahora SEMAT/PCR
El servicio lo gestiona ahora SEMAT / PCR

Carolina Blasco critica la «prepotencia» del equipo de Gobierno, que ha intentado imponer un nuevo contrato de basuras, y presume de la «eficiencia» de su gestión | David Jurado recuerda que el contrato debe actualizarse tras 15 años de vigencia del anterior

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La tramitación del nuevo contrato de basuras para la ciudad de Burgos vuelve a enfrentar a Partido Popular y PSOE, aunque en esta ocasión las tornas han cambiado, y los 'populares' critican la actuación, «prepotente», dicen, del equipo de Gobierno de Daniel de la Rosa. La concejal Carolina Blasco ha criticado el intento de «imposición» del nuevo pliego para licitar el contrato y que los socialistas hayan decicido unilateralmente el coste, la gestión, el personal o las rutas.

La que fuera concejal de Medio Ambiente en el anterior mandato ha recordado que, por unanimidad, se acordó contratar una asistencia técnica para la realización del estudio económico sobre el contrato, el más importante del Ayuntamiento de Burgos. El documento llegó el pasado 2 de agosto, pero la oposición no ha podido conocerlo hasta la semana pasada, afirma, y el equipo de Gobierno ya había diseñado el pliego sin consultar con el resto de los grupos.

Más información

«Es un ejemplo más de la gestión del PSOE, todo lo contrario al PP», que en materia de residuos ha buscado el consenso político, ha afirmado Carolina Blasco. La edil del PP también ha aprovechado para presumir de gestión «eficiente» durante los años de gobiernos 'populares', pues Burgos ha sido reconocida como una de las ciudades más limpias de España sin grandes costes. «El PP ha gestionado muy austeramente los residuos», ha apuntado Blasco.

De ahí la preocupación de los 'populares' ante el nuevo pliego para la contratación del servicio de gestión de residuos y limpieza viaria, pues se incrementa en 3,5 millones con respecto al actual. Una cantidad de la que desconfía Blasco, porque no ha visto el informe técnico, afirma, y en la que se incluirían 1,1 millones a gastos generales y beneficio industrial y otros 900.000 de incremento del gasto en personal. «Hay decisiones que tenemos que tomar entre todos», afirma.

Por su parte, David Jurado ha asegurado que la voluntad del equipo de Gobierno es debatir el contrato con la oposición, pero el PP «pretende enredar». El concejal de Hacienda ha recordado que el informe técnico está a disposición de los corporativos desde el 2 de agosto y ayer, en la comisión, se acordó una nueva reunión la próxima semana para abordar, únicamente, este punto.

El servicio de gestión de residuos y limpieza viaria lo viene gestionando SEMAT desde 2007, en un contrato que era de diez años y se ha convertido en 15, ha afirmado Jurado. Ahora se está en la segunda prórroga y, de cara al nuevo contrato, hay que incrementar la cuantía pues se deben incorporar nuevas prestaciones, la ciudad ha crecido y existe un acuerdo con los trabajadores, del anterior equipo de Gobierno, que supon casi 1 millón de incremento de gasto en personal. Y es que los trabajadores deberán ser subrogados, ha recordado.

Por todo ello, Jurado afirma que los 'populares' «pretenden enredar». La intención del equipo de Gobierno es licitar el nuevo contrato antes del 28 de octubre, pues así se podrá prorrogar de manera extraordinaria el contrato con SEMAT, que finaliza el 28 de enero de 2020, y tener garantizado el servicio hasta que se adjudique el nuevo contrato. Jurado insiste en que los 18,8 millones son precio de licitación, que seguro que se adjudicará a la baja.

Desde el PP, Carolina Blasco insiste en que no están dispuestos a facilitar una subida de la tasa municipal para cubrir el aumento del coste del servicio, pues el Ayuntamiento no dispone de recursos suficientes para asumir esos 3,5 millones sin tocar los escasos 5 que, según Blasco, quedarían para el próximo presupuesto para inversión. El PP exige explicaciones al PSOE aunque está abierto a dialogar.