Imagina apuesta por un reglamento que permita la participación real de la ciudadanía

Marco Antonio Manjón, representante de Imagina Burgos. /CIT
Marco Antonio Manjón, representante de Imagina Burgos. / CIT

Su propuesta incluye la creación de la figura del Defensor del Ciudadano

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Imagina ha propuesto en la Comisión de Participación Ciudadana que el borrador del nuevo reglamento «se quede sobre la mesa», dado que no se ha aceptado ni una sola de las aportaciones que este grupo municipal ha realizado.

A partir de ese momento, se abre un plazo para la presentación de medidas concretas que faciliten «una participación real» en diálogo con las organizaciones sociales de la ciudad. El representante de la formación, Marco Antonio Manjón, ha recordado que este grupo ya realizó un completo informe con aportaciones en septiembre de este año con las que Imagina pretendía que fuera 'estratégico y transversal', pero con lo que se ha encontrado ha sido con un borrador 'cocinado' por el PP y PSOE rechazando lo propuesto por la candidatura ciudadana asegurando que «no encajaba» en el modelo, cuando se trata de propuestas «perfectamente posibles».

Manjón ha señalado que debido al voto en contra del PSOE «no salió adelante la propuesta de presupuestos participativos de Imagina Burgos», un método que está dando «excelentes resultados» en Madrid, Valladolid, Zaragoza y otras muchas ciudades.

Modelo trasversal

El modelo que propone Imagina se fundamenta en «fomentar y desarrollar una cultura participativa», basada en «la solidaridad, la defensa de los derechos, el compromiso social, la corresponsabilidad, el voluntariado, el diálogo, el respeto y el aprecio por la diversidad, la sostenibilidad y el medio ambiente» Imagina Burgos propone la creación de la figura del 'Defensor del Ciudadano'. Además, la estructura del Consejo Social deberá incluir una «comisión permanente que marcará los ritmos y la agenda de funcionamiento», de acuerdo a las peticiones de la ciudadanía.

También recoge la creación de un Consejo Social de la Infancia será el espacio específico para la participación infantil activa en el marco del gobierno municipal convirtiéndose «en un mecanismo para la colaboración activa entre niños y niñas y adultos en las políticas municipales». Y se ampliará con dos novedades; por un lado, la 'Audiencia Pública de Niños y Niñas' consistente en el encuentro de los responsables políticos y técnicos con el Consejo de la Infancia, realizado regularmente. Aún así, su función principal «es de carácter pedagógico y educativo».

El reglamento que proponen deberá facilitar «la realización de procesos participativos de que se incorporen al diseño y elaboración de los programas y proyectos municipales. Se debe lograr que la actividad de las juntas de distrito sea más eficaz y se deben acercar las decisiones al ámbito más cercano a la ciudadanía».

Su propuesta incluye la creación de una oficina de apoyo a las iniciativas ciudadanas; implementar los presupuestos participativos, las consultas ciudadanas y los procesos participativos específicos, así como la puesta en marcha de un observatorio urbano.

 

Fotos

Vídeos