Imagina reclama una «solución» para evitar que Castañares deje de ser una pedanía

El portavoz de Imagina, Raúl Salinero, acompañado del concejal Marco Antonio Manjón/GIT
El portavoz de Imagina, Raúl Salinero, acompañado del concejal Marco Antonio Manjón / GIT

La formación considera que la dimisión de la Junta Administrativa se debe al abandono por parte del Ayuntamiento

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Castañares es la única pedanía de Burgos y debe seguir manteniendo esa condición. Así al menos lo entiende Imagina Burgos, que hoy ha salido en defensa de la pedanía tras la dimisión de la Junta Administrativa. Una dimisión que, a juicio del concejal Marco Antonio Manjón, es una consecuencia directa del abandono que sufre por parte del Ayuntamiento.

En este sentido, desde la formación multicolor insisten en que la «dejación de funciones» por parte del Consistorio ha obligado a los representantes vecinales a presentar su dimisión, abocando a la pedanía a una situación complicada. No en vano, la Junta Administrativa tiene «responsabilidades» y ahora mismo sufre un vacío de poder.

Así, la única opción con la que se cuenta pasa por establecer una comisión gestora que dirija temporalmente la pedanía a la espera de un nuevo proceso electoral. Eso o que la pedanía pierda dicha condición e inicie el proceso para incorporarse como barrio de la ciudad, un escenario que desde Imagina se quiere evitar, toda vez que eso implicaría la pérdida de la autonomía de la que disfruta ahora mismo Castañares.

Es más, según Manjón, ese podría ser el interés último del equipo de Gobierno. «No sé si es deliberado o no», pero la realidad es que en la transferencia económica acordada anualmente entre el Ayuntamiento de Burgos y la Junta Administrativa no se paga desde 2015. Además, ha añadido Manjón, los técnicos jurídicos no prestan el asesoramiento solicitado por parte de Castañares, lo que supone una «actitud irresponsable».

Por todo ello, la formación ya está trabajando en la redacción de una propuesta mediante la que se pedirá que «se blinde» la condición de pedanía para una zona del municipio que «aporta mucho más de lo que recibe» y que no puede acudir a la Diputación al ser parte de un ayuntamiento de más de 20.000 habitantes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos