La calle Santander se cerrará al tráfico domingos y festivos a partir del 3 de junio

Vehílos circulando por la calle Santander/Rodrigo González
Vehílos circulando por la calle Santander / Rodrigo González

El tráfico de vehículos quedará restringido en horario de verano de 10 a 21 horas y el resto del año de 10 a 19 horas | El autobús urbano podrá acceder a la calle «con total y absoluta normalidad»

ANDREA IBÁÑEZ DEL ÁLAMO

La calle Santander será peatonal los domingos y festivos a partir del domingo 3 de junio. Tras meses de desacuerdos y críticas vertidas por el PSOE y taxistas. La decisión de peatonalizar de forma temporal la calle Santander se ha ejecutado esta misma mañana a través de la firma del decreto de Alcaldía. Esta decisión se trata de la continuación de una política que se ha llevado a cabo durante los último tiempos, motivada por la búsqueda de nuevos espacios públicos para los ciudadanos que asciende ya en la capital a un total de 39, con dos planes de peatonalización.

Según ha explicado el alcalde, Javier Lacalle, estas decisiones vienen apoyadas por lo establecido en la Carta Europea de los Derechos del Peatón aprobada por el Parlamento Europeo. En palabras del alcalde esta linea de actuación «debe continuar» para dinamizar el centro de la ciudad.

La realización de este proceso de peatonalización se realizará en dos fases bien diferenciadas. El primer paso se hará efectivo a partir de este mismo domingo 3 de junio. La calle Santander y el primer tramo de la avenida del Cid quedarán cerradas al tráfico de vehículos de 10:00 de la mañana y hasta las 21:00 de la noche durante el período de mayor luz solar -entre abril y octubre-, mientras que esta restricción será solo hasta las 19:00 horas durante el resto del año.

Uno de los puntos delicados de este decreto y abiertamente criticado ha sido el del tráfico del transporte público. El autobús urbano municipal seguirá prestando servicio durante los primeros meses, eso si, limitando su velocidad a 20 kilómetros por hora y dando siempre la preferencia a los peatones. Asimismo, los vecinos y particulares con vehículos estacionados en la vía pública podrán acceder con total normalidad a sus plazas de aparcamiento.

Por otra parte, y siguiendo esta línea de actuación, se espera comenzar con una segunda fase de peatonalización temporal que afectará al tramo de la calle Vitoria entre Gran Teatro y la plaza del Cid, así como San Pablo, entre la calle Progreso y avenida del Cid. Dentro de esta segunda fase, está contemplado también el cambio de sentido de la calle San Lesmes para proponerlo como vía alternativa y la restricción del paso del autobús urbano de forma permanente durante los domingos y festivos. De esta manera, las cabeceras de todas las líneas pasarán a establecerse en domingos y festivos en Plaza de España y Gran Teatro. La previsión es que esta segunda fase pueda ponerse en marcha en el último trimestre del año.

Para el cumplimiento de esta restricciones se dispondrá de la colaboración de la Policía y Trafico para que se ejecute de «forma flexible», ha asegurado Lacalle, quien ha añadido que «es un paso importante para dar protagonismo a las personas».

Por último, cabe destacar que a partir de este martes comienza a informarse de la nueva situación y se señalizará la zona debidamente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos