Documentan que la parte de la muralla donde se levanta el cenador es pública

El cenador fue instalado hace casi dos años./Rodrigo González
El cenador fue instalado hace casi dos años. / Rodrigo González

El historiador Jesús Ojeda, colaborador de Imagina, documenta en que esa parte de la muralla «nunca se vendió» | Imagina exige la retirada inmediata de la estructura

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Continúa la polémica por la instalación por parte de un particular de un cenador sobre un lienzo de la antigua muralla de la ciudad, un asunto que sigue su procedimiento en los tribunales después de que el propietario de la instalación recurriera el expediente abierto por parte del Ayuntamiento.

Sin embargo, el proceso podría darse por cerrado de manera inmediata, según el Grupo Municipal de Imagina Burgos, si el Consistorio diera validez al escrito registrado esta misma mañana al respecto. Un escrito basado en la investigación realizada por el historiado Jesús Ojeda, exconcejal y colaborador de la formación, que ha documentado que la parte de la muralla donde se instaló hace casi 21 meses el cenador es de titularidad pública.

Así lo ha podido confirmar Ojeda tras consultar infinidad de registros y documentos a partir de la subasta desarrollada en 1850. Con anterioridad, no hay ningún documento que acredite ventas o transmisiones de la propiedad y, lo que es más importante, en dicha subasta sólo se vendió una parte del actual lienzo de la muralla, y no su totalidad.

En concreto, los documentos atestiguan que Bruno Carranza adquirió apenas «5 metros y 244 milímetros» lineales de la muralla, los más cercanos a la vivienda situada en aquel entonces en la zona. Y esa es la superficie (unos 14 metros cuadrados) que ha ido pasando de generación en generación a través de diferentes procesos de herencias, adquisiciones y ordenamientos urbanísticos. Nada se dice, en ningún documento, de los otros 39 metros lineales del lienzo de la muralla, en los que se incluye el cubo donde ahora mismo se asienta el cenador.

Y nada se dice porque, según Ojeda «estamos en condiciones de ratificar» que ese tramo de la muralla «nunca se vendió» y continúa siendo de titularidad pública, ya sea del Estado o del Ayuntamiento.

«Prioridad absoluta»

Con todo, y en base a esa investigación histórica, Imagina Burgos ha registrado en el Ayuntamiento un documento mediante el que se insta al Consistorio a proceder a la «retirada inmediata» del cenador. Se trata, según Eva de Ara, portavoz de la formación, de una «prioridad absoluta», máxime tras toda la polémica suscitada al respecto durante los últimos meses y la negativa del propietario a retirar la instalación por su cuenta.

 

Fotos

Vídeos