Fernández Santos anima a extender hacia el Diego Porcelos la reivindicación de Artillería

El acuartelamiento Diego Porcelos está contiguo al antiguo parque de Artillería/DMA
El acuartelamiento Diego Porcelos está contiguo al antiguo parque de Artillería / DMA

El concejal socialista insiste en que la parcela de Artillería ya «se ha vendido» y subraya que el Ayuntamiento ha de aspirar a recuperar para la ciudad, no sólo esta parcela, sino el espacio sin uso del acuartelamiento Diego Porcelos

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

La parcela del antiguo parque de Artillería «ya se ha vendido». Así lo ha asegurado hoy el concejal socialista Antonio Fernández Santos, que ha recordado que «todas las informaciones» que maneja su grupo apuntan a esa posibilidad. Sin embargo, los socialistas no se rinden en su empeño por recuperar para la ciudad ese espacio y convertirlo en un gran parque urbano. La diferencia estriba en que, a partir de ahora, «el interlocutor» ya no es el Ministerio de Defensa, sino la sociedad promotora de la operación urbanística.

Así, Fernández Santos ha insistido en que si el Ayuntamiento intenta modificar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) o articular cualquier otra operación que impida el desarrollo urbanístico de la parcela ha de tener en cuenta ese cambio de circunstancia y negociar con los actuales propietarios. Y es que, aunque la venta no se ha formalizado aún mediante escritura pública, sería «muy extraño» que no se ratificara la venta una vez depositado el aval.

Sea como fuere, ha insistido, «hay que llegar a un acuerdo» con los nuevos propietarios y, de paso, con el Ministerio de Defensa. Y es que, lejos de conformarse con la parcela de Artillería, el PSOE ha querido ampliar el foco hacia los terrenos del acuartelamiento Diego Porcelos, actualmente en uso por parte del ejerército.

Dicho acuartelamiento se levanta sobre una parcela contigua a la de Artillería de 57.800 metros cuadrados y, a juicio de Fernández Santos, arrastra una situación «anacrónica». No en vano, el ejército apenas utiliza una parte de toda la parcela, que rompe por la mitad la trama urbana del entorno. «La ciudad tiene que conseguir derribar esos muros» para poder hacer uso de todos los terrenos que actualmente están siendo «desperdiciados» por el ejército, ha concluido Fernández Santos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos