La Fundación Oxígeno organiza un encuentro para promover el consumo sostenible

Restos de botellón en el Parque del Parral/ICAL
Restos de botellón en el Parque del Parral / ICAL

La cita, que está fijada para el jueves 27 de septiembre, tendrá lugar en la sede de la institución en Burgos

ICALBurgos

El Parral, San Pedros, las novatadas, las fiestas universitarias...Horas y horas de música y diversión que siempre acaban con zonas cubiertas de vasos de plástico, botellas vacías, bolsas, latas… Pero, ¿es posible un evento multitudinario respetuoso con el medio ambiente?

Desde 'Fundación Oxígeno' afirman que sí se puede celebrar fiestas sostenibles, y lo van a explicar en un encuentro que preparan para este jueves, 27 de septiembre, en la ciudad de Burgos, dentro de un programa de cinco jornadas para promover la agricultura, ganadería y consumo sostenible, que se celebra en la sede de la organización.

La fundación parte de la idea de que cualquier evento puede ser sostenible, en un menor o mayor grado, desde una fiesta de cumpleaños hasta la fiesta de una facultad o un festival de música. Su presidente en Burgos, Roberto Lozano, cuenta que a la hora de organizar este tipo de eventos hay que tener en cuenta parámetros como el agua y la energía, la movilidad, la protección del entorno, los residuos, la alimentación y la comunicación y sensibilización hacia los participantes.

Lozano explica que «el tema más visible» y con el cual todo el mundo está más sensibilizado es «el de los residuos y la cantidad de residuos que se generan por parte de estos eventos». Con respecto a este punto, afirma que algunas de las medidas que se pueden llevar a cabo son sustituir el plástico de un solo uso por cualquier otro tipo de envase o recipiente que sea biodegradable o reutilizable. «Hoy en día existen muchos festivales que tienen vasos reutilizables, donde los asistentes pueden comprar el vaso y reutilizarlo durante toda la noche e incluso llevárselo a casa de recuerdo, todo ello reduciendo el consumo de plástico que supondría utilizar varios vasos de plástico de un solo uso».

Las novatadas, que tuvieron lugar hace poco tiempo en la ciudad burgalesa y acerca de las cuales se pronunció en contra la Universidad de Burgos, dejaron tras de sí grandes cantidades de basura en los lugares donde se celebraron. Para Lozano en este tipo de fiestas es complicado aplicar criterios de sostenibilidad, que sí son posibles en otras con promotores y patrocinadores. En todo caso, todo dependen de los principios de cada uno.

La idea de que los eventos sean sostenibles cuenta cada vez con más apoyos. Ya son muchos los festivales de música que se están uniendo a esta iniciativa, promoviendo el cuidado del medio ambiente, e incluso muchos de los promotores de eventos solicitan estas medidas. Sin embargo, todavía existen muchos detractores por considerar que suponen un mayor gasto, algo que es un completo error, precisa el presidente de Fundación Oxígeno. «Es más, aunque fueran más caros, igual hay que pagar ese precio para ser más respetuosos con el medio ambiente». A ello se suma que los patrocinadores venden la imagen de compromiso con el entorno.

«Es más, si supiéramos lo que negativamente repercute nuestra actitud, nos motivaríamos a no hacerlo», es decir, si las personas fueran más conscientes del daño que hacen al medio ambiente con estas acciones, se asegurarían de no hacerlo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos