Los hosteleros pagarán por las casetas de la Feria de Tapas

Los hosteleros pagarán por las casetas de la Feria de Tapas

Entre las novedades de este año, tres nuevas zonas para la instalación de casetas y dos más para foodtrucks

Cristina López Reques
CRISTINA LÓPEZ REQUESBurgos

La Feria de Tapas 2018 incorpora algunas novedades. La convocatoria del evento gastronómico de las Fiestas de San Pedro y San Pablo ha sido aprobada en el Consejo del Instituto Municipal de Turismo y Cultura celebrado esta mañana, aunque con ciertas dificultades. El PSOE ha condicionado su voto a favor a la introducción de algunos puntos, entre los que se encuentra el pago de los hosteleros por ocupar la vía pública. La cantidad será de 324 euros por todos los días de la feria, a lo que hay que sumar los costes de montaje, luz o agua.

Por su parte, los grupos de Ciudadanos e Imagina Burgos han tomado otra posición. Las formaciones se han manifestado en contra de que el Ayuntamiento sea el encargado de organizar la Feria. Para ellos, debería correr a cargo de la Federación de Hostelería. Por tanto, el Equipo de Gobierno no ha tenido otra opción que aceptar las condiciones del PSOE, a pesar de «no estar de acuerdo con la eliminación de la exención de la tasa por ocupación de la vía pública», según ha señalado José Antonio Antón, concejal de Festejos.

Otro de los logros del PSOE es la introducción de tres nuevas ubicaciones. La Llana de Afuera, la Plaza de Bernardas y la Plaza de San Agustín, que servirán como sustitución a la Plaza Mayor, en la que este año no se podrán instalar las casetas debido a las obras de remodelación. Estas zonas se suman a las propuestas por el Equipo de Gobierno y la Federación, que son Plaza Roma, de la Libertad, de España, de Santo Domingo y Paseo de Atapuerca. Todos los establecimientos podrán ofrecer un número máximo de 8 tapas, además de la tradicional tapa fría y caliente.

Además, los socialistas quieren «renovar la feria y hacer de ella un evento más atractivo», por lo que han exigido que los hosteleros procedan de manera conjunta a la sustitución o renovación integral de las casetas existentes. Por tanto, este año lucirán un cambio de imagen que podría pasar por la realización de grafitis con motivos de la ciudad de Burgos. Así mismo, se ha incorporado la obligación de que los hosteleros organicen eventos y actividades de animación en las diferentes ubicaciones, cuya memoria deberán registrar antes del 30 de mayo. En opinión de Antón, esto supone una «situación más estricta» para los hosteleros y que podría provocar «que alguno se echara para atrás».

También foodtrucks y barras

Otra de las novedades de la Feria de Tapas 2018 es la incorporación de foodtrucks, camiones con comidas. En concreto, se situarán tres en la plaza de Alonso Martínez y seis en la calle General Santocildes. Por último, los bares podrán sacar fuera de sus instalaciones una barra portátil. Esta novedad estará bajo el control de los servicios técnicos y de supervisión municipal, ha informado Antón. Además, el precio que deberán pagar por ocupar la vía pública será inferior al de las casetas o foodtrucks.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos