La lucha contra la violencia de género a través de la danza contemporánea

Fernando Rey, consejero de Educación, y Amaya Iglesias, directora de la Escuela Profesional de Danza de Castilla y León/IAC
Fernando Rey, consejero de Educación, y Amaya Iglesias, directora de la Escuela Profesional de Danza de Castilla y León / IAC

La Junta, la UBU y la Escuela Profesional de Danza eligieron el estilo contemporáneo para recrear la igualdad entre hombres y mujeres | El consejero de Educación, Fernando Rey, considera que «hay mucho trabajo por hacer», especialmente en cuanto a micromachismos

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

La danza contemporánea fue la protagonista de la Gala Contra la Violencia de Género celebrada este miércoles en el Teatro Principal de Burgos. Este estilo de baile lleva a la práctica la igualdad de género, puesto que el repertorio de movimientos no discrimina si el bailarín es hombre o mujer, según explicó Amaya Iglesias, directora de la Escuela Profesional de Danza de Castilla y León, minutos antes del inicio. Además, Iglesias resaltó que en la Escuela están «intentando sensibilizar desde la educación los valores fundamentales de la conformación del ser human».

Por su parte, el consejero de Educación, Fernando Rey, que asistió al acto, aseguró que esta Gala es un «grito para que los hombres tratemos a las mujeres con respeto y, en general, todos nos tratemos con respeto entre sí y que no haya ninguna forma de violencia». Además, el hecho de escoger la danza para transmitir este mensaje fue justificada por Rey porque «el arte tiene una forma de comunicar todavía más profunda que las palabras».

Sin embargo, con artes escénicas no se pone fin a la violencia de género y Rey recordó que actualmente existe un responsable de Igualdad en cada centro educativo y éste es formado específicamente para liderar la consecución de la igualdad en las aulas. En este sentido, el consejero aseguró que «no vamos a desfallecer porque es clave. Aquí nos jugamos la esencia misma de la vida social».

Asimismo, Rey advirtió que la igualdad va mucho más allá de acciones puntuales para tratar de alcanzarla, ya que estamos viviendo un cambio como sociedad. En este sentido, el consejero explicó que «el nuevo contrato social requiere de un nuevo contrato sexual, una nueva manera de relacionarnos los hombres y las mujeres» y añadió que «los hombres tenemos que entrar en el espacio de los cuidados».

Qué se hace mal

Por otro lado, Rey hizo un breve diagnóstico de la realidad social en la que los adolescentes entienden como normales algunas actitudes que no dejan de ser pequeños episodios de violencia de género. En este sentido, el consejero de Educación aseguró que desde la Junta se ponen «todas las herramientas posibles, pero tampoco ayudan series y programas de televisión en los que aparecen las chicas como simpres objetos de deseo o con papeles subalternos». Además, Rey sentenció: «Me da la sensación de que hemos echado al machismo radical por la puerta, pero por la ventana entran los micromachismos, que es munición ideológica».

El papel de la universidad

También participó en el acto Manuel Pérez Mateos, rector de la Universidad de Burgos, quien aseveró que «no hay mejor manera de utilizar la cultura que para hacer una reivindicación por la que, por desgracia, tenemos que luchar un año más, como es el terrorismo machista». Mateos cargó de responsabilidad al sistema, advirtiendo que «la comunidad educativa tenemos una gran responsabilidad en la concienciación, en la formación, en la educación y en la investigación para formar profesionales que sean capaces de detectar, de diagnosticar y de tratar y apoyar a las víctimas de violencia de género».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos