Medio millar de voces gritan contra la sentencia de 'La Manada' en Burgos

La manifestación ha tenido lugar en la Plaza del Cid/RODRIGO GONZÁLEZ
La manifestación ha tenido lugar en la Plaza del Cid / RODRIGO GONZÁLEZ

Tras conocer el fallo de la sentencia, la Asociación 'La Rueda' ha convocado una concentración, que ha sido respaldada por los burgaleses

Cristina López Reques
CRISTINA LÓPEZ REQUESBurgos

La sentencia de 'La Manada' ha tenido eco en Burgos. La sociedad ha querido mostrar su rechazo y alrededor de 500 personas han salido a la calle, respaldando el llamamiento de la Asociación para la Defensa de la Mujer 'La Rueda'. La convocatoria se ha programado instantes después de que se diera a conocer el fallo de la sentencia, que condena a 9 años de cárcel a los cinco miembros del grupo por un delito de abuso sexual, pero les libera de otro de violación.

«Esto es un ejemplo más de la justicia patriacal, que entiende que las muejeres somos ciudadanas de segunda», ha afirmado Laura Pérez, presidenta de 'La Rueda'. Por ello, a las 20:00 horas, la Plaza del Cid ha escuchado energéticamente cánticos de 'No es no. Lo demás es violación', 'Tranquila hermana, aquí está tu manada', 'Basta ya de justicia patricarcal', 'Ninguna agresión sin respuesta. La calle y la noche también son nuestras'.

Más información

La víctima fue «acorralada en un portal, desnudada, vejada, humillada y dejada sola», ha continuado Pérez. Por ello, es «tremendo» que no se considere violencia, pues parece que «nos tenemos que jugar nuestra propia vida cuando se está atentando contra nuestros derechos más fundamentales».

Además, a juicio de la presidenta, la respuesta ciudadana de hoy viene del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, cuando «se evidenció que si las mujeres se paran, el mundo también». Ni ese día, ni esta tarde se han quedado sin respuesta. La población ha salido a la calle, para demostrar que «todavía queda mucho por hacer y por trabajar».

Burgos solo ha sido un punto más. Numerosas ciduades de toda España se han querido sumar al rechazo y la indignación del fallo de la sentencia. Incluso, la repercursión del caso ha sido tal, que en Bruselas también se han programado actos de concentración. Ahora, a pesar de «este manotazo», tal y como ha argumentado Pérez, solo queda «confiar en la justicia» y que los recursos que se presenten ante el Tribunal Superior de Justicia y, si cabe, al Tribunal Supremo, eleven la pena a un delito de violación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos