El nuevo colegio de Villímar cerrará este primer trimestre su tramitación municipal

Imagen de la parcela en la que se ubicará el centro educativo/GIT
Imagen de la parcela en la que se ubicará el centro educativo / GIT

Fomento acaba de aprobar el estudio de detalle y, tras pasar por Pleno, se tramitará la licencia de obras/ Educación marcará los plazos de la contratación y ejecución del edificio

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

En el primer trimestre del año el Ayuntamiento de Burgos dará por concluida la tramitación municipal para el inicio de las obras del nuevo colegio de educación infantil y primaria de Villímar. El Consejo de la Gerencia de Fomento ha aprobado esta mañana, de manera definitiva, el estudio de detalle del proyecto, un trámite que tendrá que ser ratificado por el Pleno municipal, en su sesión ordinaria de febrero.

A partir de ahí, y una vez se publique en los boletines oficiales, se comenzará a tramitar la licencia de obras, ha explicado Ana Bernabé. La concejal de Urbanismo calcula que en un mes, aproximadamente, la Consejería de Educación dispondrá de la licencia, y la gestión municipal habrá concluido, por el momento. «Para primavera», ha comentado Bernabé.

Luego, el inicio de las obras dependerá de la Junta, pues Educación es la encargada de contratar los trabajos y ejecutarlos. De momento, ya se cuenta con proyecto, que será estudiado por el Ayuntamiento ahora que se ha dado el visto bueno al estudio de detalle, y el objetivo de la Junta es poder contar con el nuevo edificio para el curso 2021-2022.

La ampliación del Museo de Burgos, un paso más cerca

Fomento ha dado el visto bueno también al estudio de detalle para el proyecto de ampliación del Museo de Burgos, fruto del acuerdo de colaboración firmado el pasado año entre la Junta de Castilla y León y el Ministerio de Cultura.

El objetivo es ampliar las actuales instalaciones museísticas, ubicadas en la Casa Miradan y la Casa Íñigo Angulo, sumando la Casa Melgosa, los antiguos cines Calatrava y las antiguas dependencias de la residencia de Nuestra Señora de Belén.

A diferencia de lo ocurrido con el colegio de Villímar, la Junta de Castilla y León no ha presentado todavía en el Ayuntamiento el proyecto de obras, que incluye la recuperación de los edificios de la calle Calera. El Pleno tendrá que ratificar, también en febrero, la aprobación definitiva del estudio de detalle.

El colegio de Villímar se ubicará en una parcela municipal de 10.333 metros cuadrados, entre la calle Vela Zanetti y las traseras de la residencia de la tercera edad Santa Teresa de Jesús. Ocupará una superficie de 8.266 metros cuadrados.

Será un edificio de tres plantas con 18 unidades educativas, que acogerán a 450 alumnos, de los cuales 150 serán de infantil y 300 de primaria. También se inclurián servicios de comedor y cocina, pista polideportiva, aparcamiento, zona de juegos y jardines.

En total, el proyecto contará con una inversión de 5,8 millones de euros, y dará servicio tanto a las familias de Villímar como a las de San Cristóbal, la carretera de Poza y la zona de la nueva estación del tren. Se trata de colegio altamente demandado por los vecinos, pues la escasez de plazas educativas en Villímar viene de lejos.

De hecho, Antonio Fernández Santos (PSOE) ha recordado que llevan más de una década pidiendo el nuevo centro educativo, para evitar que los alumnos que no tienen plaza en Villímar tengan que dispersarse por otros centros de Gamonal. Además, a medida que crece la población en la zona, y en áreas de expansión colindantes, la necesidad se agrava.

Más información