Piden siete años de prisión para un hombre por intentar introducir heroína y hachís en la cárcel

Centro penitenciario de Burgos./GIT
Centro penitenciario de Burgos. / GIT

El acusado fue sorprendido por los funcionarios del centro penitenciario de Burgos intentando introducir droga tras disfrutar de un permiso

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

La Fiscalía solicita una pena de siete años de prisión para un hombre que intentó introducir droga en el centro penitenciario de Burgos tras disfrutar de un permiso. Los hechos se remontan al 30 de noviembre de 2016, cuando el ahora acusado, que se encontraba en prisión en cumplimiento de otra condena, regresó al centro penitenciario de la capital después de un permiso de dos días.

Bajo la sospecha por parte de los funcionarios penitenciarios de que el individuo podría introducir droga en el recinto, el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 2 de Castilla y León acordó días antes del permiso que se practicara una radiografía abdominal y rectal al acusado al regresar del mismo.

Así, cuando se presentó en la cárcel a las 17 horas, el sujeto fue conducido por funcionarios policiales al Hospital Universitario de Burgos (HUBU) con el objetivo de ser sometido a dicha radiografía. Sin embargo, de camino al centro hospitalario, el acusado expulsó de su cuerpo en el propio vehículo policial un preservativo.

En su interior, los agentes localizaron cinco bellotas de resina de cannabis (hachís), que arrojaron un peso de 44,67 gramos. Asimismo, el acusado también expulsó dos pequeños envoltorios de plástico con 0,79 gramos de heroína.

A juicio del Ministerio Fiscal, los hechos son constitutivos de un delito contra la salud pública (tráfico de drogas), con el agravante de haberse cometido en un centro penitenciario. Por ello, el fiscal solicita para el acusado una pena de siete años de prisión con inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y una multa de 982,40 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos