Por la prohibición de la caza con canes

Galgos que han sido abandonados por sus dueños/IAC
Galgos que han sido abandonados por sus dueños / IAC

Una treintena de personas han participado en una concentración convocada por la plataforma ‘No a la caza’ para reclamar una ley que equipare a España con el resto de países europeos que prohíben la caza con animales

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

En el mes de los galgos, la plataforma nacional ‘No a la caza’ ha celebrado concentraciones en 31 ciudades españolas -entre ellas Burgos- y 6 europeas, en las que se reclama la prohibición de la caza con canes, equiparando España al resto de países europeos en la que no está permitida. En Burgos, esta concentración ha sido secundada por la asociación ‘Somos Manada’, que ha reunido a una treintena de personas para concienciar al resto de burgaleses de que «es un método de caza muy cruel», por las presas, que mueren a mordiscos y por el propio perro, que «la mayoría de las veces acaba abandonado», explica Guadalupe Martín, presidenta de ‘Somos Manada’.

Según datos de la plataforma nacional, se registran cerca de 50.000 abandonos de perros de caza después de cada temporada y el 40% de las denuncias por maltrato a perros tienen que ver con estos perros. Estas cifras, extrapoladas a Burgos, podrían guardar semejanza, afirma Judith Sánchez, miembro de PROANBUR. Sin embargo, para Sánchez, «la gente no se atreve a denunciar» y eso, a pesar de que «no existe una ley de maltrato animal que sea contundente con la gente que comete estos actos». Si bien, en el número de abandonos, sí existen datos aproximados, que ronda el millar sólo en Burgos capital, según cifras de las protectoras de animales.

Así, febrero es un mes en el que se multiplican los casos de perros de caza abandonados o matados, ya que termina la temporada de caza y aquellos que no han ofrecido un buen resultado o presentan algún tipo de dificultad para seguir cazando son desechados por los cazadores, explican desde PROANBUR.

De hecho, anticipándose al cierre de la temporada, en enero se han recogido cinco galgos destinados a la caza, que han sido abandonados. A algunos de ellos se les ha arrancado el microchip, algo que suelen hacer los cazadores cuando no tienen valor para matarles, explica Sánchez.

Por suerte, apunta Martín, «cada vez hay mucha más concienciación social. Se están logrando muchísimas cosas y creemos que con el tiempo sí se va a alcanzar».

Una treintena de personas se han concentrado para pedir la prohibición de la caza con animales
Una treintena de personas se han concentrado para pedir la prohibición de la caza con animales / IAC

Deterioro de la raza

Por otro lado, desde ‘Somos Manada’ quieren concienciar y luchar por la abolición de la caza con perros y, después, la caza en sí misma, porque «es una actividad anacrónica» y causante dedeterioro de las cadenas tróficas, explica la presidenta de la asociación. El argumento se encuentra en el interés del cazador por el ejemplar más bello o más imponente, lo que hace que ese ejemplar dominante se pierda y la genética de la raza empeore.

Así las cosas, Martín asegura que «nuestra intención es que, con el tiempo, la gente se dé cuenta y se acabe».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos