La Protectora de Animales advierte del abandono de hasta cuatro animales al día

En las instalaciones viven unos 180 perros y un centenar de gatos/IAC
En las instalaciones viven unos 180 perros y un centenar de gatos / IAC

Con el inicio del verano, el número de mascotas que son abandonadas a su suerte crece y la Protectora pide campañas institucionales de sensibilización y castración para controlar la población

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Lo que para las personas es una de las épocas más esperadas del año, para los animales domésticos se convierte en un periodo de incertidumbre. Mientras unos piensan en sus vacaciones, las mascotas lo hacen en los días que pasarán solas o, en el peor de los casos, en su abandono. Y es que, a diario se abandonan en la ciudad a tres o cuatro animales y el número va en aumento, asegura la presidenta de la Protectora de Animales. De hecho, en lo que va de año han recuperado unos 600 animales abandonados.

La asociación que ha permitido que no exista sacrificio animal en Burgos asegura que en sus instalaciones tienen 180 perros y 100 gatos. Se trata de una importante población a la que se trata de dar el mejor trato posible hasta que, en el mejor de los casos, sea adoptada. También existe la posibilidad de que aparezcan familias de acogida, que tienen a los animales hasta que encuentran un hogar definitivo. Suele ser el caso de los cachorros, que requieren de una atención más continuada.

En este sentido, desde la Protectora dan la voz de alarma ante la constante aparición de camadas abandonadas y solicitan que el Ayuntamiento lleve a cabo campañas de castración para controlar la población. También reclaman campañas de sensibilización para reducir los casos de abandono, especialmente en una época tan dada a ello.

Al mismo tiempo, la presidenta de la Protectora, Claudia Paulino, considera que si se ofreciesen posibilidades más económicas para dejar a las mascotas también se reduciría el abandono. Los lugares de estancia de los animales durante las vacaciones de sus dueños son caros y depender siempre de familiares o amigos resulta comprometido, apunta Paulino.

Mientras todos estos «dramas animales» se suceden, desde la Protectora tratan de atender lo mejor que pueden a cuantos animales pasan o se quedan en las instalaciones de titularidad municipal. Normalmente, entre cinco y diez voluntarios se pasan durante la semana a estar con los animales y pasearlos. De hecho, el número se incrementa hasta la treintena de voluntarios que, a lo largo del año, participan de alguna manera con la asociación.

Las redes sociales y el 'Whatsapp' son los mejores aliados de estos amantes de los animales. Las primeras porque les permiten dar a conocer a todos los que están en disposición de ser adoptados y el segundo porque se convierte en un canal de avisos ante señales de abandonos o maltratos.

Adopción sí, pero no a cualquier precio

Por último, cabe destacar que la Protectora se asegura de que el candidato a adoptar a un determinado animal cumplirá con sus cuidados, porque si existen dudas no se aprueba la solicitud. Suele ser el caso de los intentos de adopción de animales de raza pura algunos intentan usarlos para conseguir camadas y venderlas. También ocurre con los perros de presa, que pueden ser utilizados para peleas. Además, cada animal que es dado en adopción, y que no se encuentra castrado, se le obliga al nuevo propietario a que le someta a esa operación para evitar que sigan naciendo animales a los que, la mayor parte de las veces, se abandona.

Temas

Burgos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos