Faldas al vuelo por la jota burgalesa

Las faldas han llenado la Plaza Mayor de color/AIA
Las faldas han llenado la Plaza Mayor de color / AIA

La Plaza Mayor ha vivido la mañana de este sábado un homenaje a la jota burgalesa

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

La ofrenda floral ha sido el acto central de este 29 de junio, pero no el único destacado de las fiestas de San Pedro y San Pablo. Profesionales y aficionados de la jota burgalesa se han congregado esta mañana en la Plaza Mayor para llenarla de alegría y de color. Durante apenas cinco minutos decenas de danzantes se han atrevido a retar a las altas temperaturas para mostrar su pasión por la danza tradicional de la tierra del Arlanzón, la jota burgalesa.

Faldas al vuelo bajo un mismo ritmo para aquellos que mueven el esqueleto a menudo al son de la jota. Y unos cuantos aficionados que se han venido arriba queriendo demostrar al gentío que observaba, que la jota burgalesa se lleva en la sangre. Al menos en el caso de unos pocos. Se ha podido ver a varios jóvenes -muy jóvenes- danzantes que parecían tener el baile tradicional dominado a la perfección.

Miguel Alonso, secretario del Comité de Folclore de Burgos, ha sido quien ha actuado como director de orquesta y ha forzado que la actuación se repitiese una segunda ocasión «porque solo se hace una vez año«.

Imagen del balcón del Ayuntamiento durante el homenaje a la jota burgalesa
Imagen del balcón del Ayuntamiento durante el homenaje a la jota burgalesa / AIA

Además, no solo se ha bailado bajo el balcón del Ayuntamieto. Algunos miembros de la Corporación Municipal -como José Antonio Antón o el propio alcalde, Daniel de la Rosa- se han atrevido a alzar los brazos y acompañar así, con su movimientos, al resto de joteros.