Miles de burgaleses se deshacen de amor hacia Santa María La Mayor

Imagen de los Gigantillos bailando ante Santa María la Mayor/AIA
Imagen de los Gigantillos bailando ante Santa María la Mayor / AIA

El calor ha sido uno de los protagonistas del día grande de las fiestas de San Pedro y San Pablo aunque los burgaleses no han faltado a su cita con la ofrenda floral

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

¡Viva San Pedro y Santa María La Mayor! Protagonismo compartido entre ambos este día 29. Aunque sin duda, la patrona de la ciudad ha sido quién ha ganado la partida. Un año más, miles de burgaleses han honrado a Santa María La Mayor con innumerables flores. La plaza del Rey San Fernando se ha convertido en un hervidero de gente durante toda la mañana, lugar en el que finalizaba el desfile de los participantes -iniciado en San Lesmes- que no han sido pocos. Más de un centenar de asociaciones y peñas han portado sus preciosas margaritas blancas y rojas para dar forma a un precioso manto de la virgen, llegada desde el interior de la Catedral. Aproxidamente 6.000 burgaleses han hecho su entrega, lo que se ha traducido en unas 40.000 flores. Los voluntarios del Comité de Folclore han sido los encargados de colocarlas con todo su cariño.

A decir verdad, el día grande de las fiestas mayores burgalesas -y uno de los actos favoritos de la ciudadanía- ha estado marcado por el infernal calor. Lo que ha dado lugar a atuendos más 'frescos' que en años anteriores -aunque no han faltado las blusas puestas durante todo el recorrido- y a necesarios complementos para paliar las altas temperaturas. De este modo, numerosos peñistas se han dejado ver con paraguas -incluso uno de ganchillo de las Abuelas de Gamonal-, o numerosos abanicos.

No ha faltado la música de la mano del grupo 'Tierras del Cid' con diversas canciones de la tierra que se han intercalado con otros temas regionales del Centro Gallego de Burgos o la Casa Regional de Andalucía, entre otros. Y es que las fiestas acaban de comenzar y se nota que el cuerpo tiene ganas de marcha todavía, a pesar del calor, nadie ha dejado de danzar al ritmo de la música.

La Corporación Municipal ha sido la encargada de hacer la ofrenda en último lugar y comenzar con el final del acto. Con las Reinas de años anteriores como testigos y con la Corte Real de 2019 han entregado sus margaritas para agasajar a la virgen. El alcalde de la ciudad, Daniel de la Rosa, ha sido el encargado de hacer la entrega más especial, rosas rojas -de parte del Ayuntamiento- para Santa María La Mayor. Una ofrenda abierta a todos los burgaleses pero en la que las Reinas eran las más esperadas. Y probablemente, las más nerviosas. Tras el habitual baile de los Gigantillos, les ha tocado bailar una buena jota burgalesa. Algo que no debe ser fácil con tantísima expectación.

Demasiado calor

La ola de calor que se inició el pasado jueves, se ha instalado en la capital burgalesa durante este fin de semana. Por ello, se han instalado carpas para tapar en la plaza del Rey San Fernando -en la medida de lo posible- al público asistente, pero se han realizado cuatro intervenciones debidas a golpes de calor, en el que uno de los atendidos ha sido trasladado al Hospital Universitario. También ha habido seis cortinas de agua que han servido para que no hubiera sustos mayores.