Barcones augura que las oposiciones de junio de la Policía Nacional serán un «revulsivo» para recuperar el 15% de plazas perdidas

La delegada del Gobierno, Virginia Barcones, durante el acto conmemorativo del 195 Aniversario de la Fundación de la Policía Nacional. /Rodrigo Jiménez
La delegada del Gobierno, Virginia Barcones, durante el acto conmemorativo del 195 Aniversario de la Fundación de la Policía Nacional. / Rodrigo Jiménez

La Policía Nacional conmemora su 195 aniversario con un acto en Valladolid

El Norte
EL NORTEValladolid

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, auguró que la convocatoria de oposiciones al Cuerpo Nacional de Policía prevista para el próximo mes de junio permitirá acabar con la «sangría» de agentes que se vive en la comunidad desde el año 2011, y se convertirá en «un revulsivo» para la recuperación de 15 por ciento de plazas que se han perdido desde entonces hasta contar con 2.750 agentes». Así lo dijo en los instantes previos a la celebración del acto conmemorativo del 195 aniversario de la Policía Nacional celebrada esta mediodía en Valladolid.

Barcones explicó que uno de los retos del Gobierno era el de poner fin a la «sangría» y empezar a «recuperar» el número de agentes en la Comunidad, algo que reconoció que ha comenzado y que se aprecia «de forma leve». Sin embargo, estimó que la oferta pública de empleo llama «al aliento y la esperanza» aunque conscientes de que «no se va a recuperar en un año lo que se ha perdido en siete», aunque sí será un primer paso para «revertir» la situación.

Barcones cifró la caída en el número de agentes de la Policía Nacional en los últimos siete años en un 15 por ciento en la comunidad, una cifra que se quiere recuperar y para lo que «hay mucho camino por hacer». «El principal objetivo era frenar, que no siguiéramos perdiendo y empezar a recuperar», algo que ya se está haciendo. Además insistió en que, a pesar del descenso en el número de agentes, se han mantenido las cifras de delincuencia gracias al «sacrificio, vocación de servicio público» de los agentes.

En estos siete meses desde la llegada del nuevo Gobierno, Barcones incidió en que ha habido que hacer frente a «importantes retos» como la mejora salarial que «desde octubre es una realidad», pero también a la necesidad de «poner coto» al descenso «continuo» en las plantillas desde el año 2011, añadió. La delegada elogió el trabajo de la Policía Nacional con «una impecable labor» que permiten hablar en Castilla y León de «las mejores cifras de delincuencia» de toda España además de poner en relieve la «permanente vocación de superación».

Por su parte, el jefe de la Policía Nacional en Castilla y León, Jorge Zurita, se refirió a la jornada de hoy como «un día muy importante» después de casi 200 años trabajando al servicio de España y de los ciudadanos. En un proceso de «mejora continua», la Policía Nacional se adapta «en cada momento» tanto a la sociedad como a los ciudadanos y a las circunstancias que les rodean. «Si no, sería imposible ser el cuerpo más veterano prácticamente del mundo», destacó.

 

Fotos

Vídeos