La comunidad educativa de Castilla y León reclama una EBAU igual de exigente en toda España

Fernando Rey, este viernes, en el I Congreso Interautonómico entre Castilla y León y Madrid sobre bilingüismo./M.C.-ICAL
Fernando Rey, este viernes, en el I Congreso Interautonómico entre Castilla y León y Madrid sobre bilingüismo. / M.C.-ICAL

Alumnos, padres y profesores abogan por una prueba que no rebaje el nivel actual de Castilla y León

Arturo Posada
ARTURO POSADAValladolid

Estudiantes, docentes y padres de alumnos de Castilla y León coinciden en una idea: el nivel de exigencia de las pruebas de acceso a la Universidad(la antigua Selectividad, ahora llamada EBAU) ha de mantener estándares similares en toda España mientras no cuaje la demanda de un examen idéntico para todo el territorio. El debate se ha avivado después de que la portavoz de la Junta, Milagros Marcos, se mostrase proclive a «ayudar» a los alumnos de la comunidad con una EBAU similar a la de otras comunidades, lo que en la práctica implica aceptar una exigencia más reducida.

«No queremos que se rebajen los niveles actuales, pero sí que sea una EBAU igualitaria. La prueba no puede reducir nuestro nivel de estudios, aunque debe ser coherente. Está claro que debe equipararse un poco», admite Celia Manso, presidenta de la Federación Autónoma de Asociaciones de Estudiantes de Castilla y León.

Los alumnos castellanos y leoneses se preparan para nuevas movilizaciones en defensa de una EBAU única para toda España, una solución que borraría de un plumazo las diferencias de nivel en las pruebas de acceso de cada región.

Para Raquel Medina, presidenta de la Junta de Personal Docente no Universitaria en Valladolid, el nivel de los exámenes de la EBAU (Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad) «no es complicado» y no se muestra proclive a reducir la exigencia actual. «Lo difícil no es aprobar la EBAU. Lo difícil en Castilla y León es sacar el curso. Por eso, no se trata de bajar la dificultad de los exámenes. No hay que cerrar el número de temas o ítems en los exámenes, sino en el estudio del currículo. Para el profesorado y el alumnado es prácticamente imposible darlo todo. El problema de base no son los exámenes sino que el currículo [plan de estudios] sea más pequeño y se pueda abarcar.Y eso depende de la administración».

La defensa de un examen único permitiría que los alumnos de Castilla y León, tradicionalmente en los primeros puestos del Informe PISA, demostrasen su alto grado de formación. «Es la única manera de que nuestro alumnado tenga la nota que realmente merece», añade Medina.

Marina Álvarez, presidenta de la Confederación de Federaciones de Padres de Alumnos de Castilla y León (Confapacal), tampoco es partidaria de aminorar el nivel actual de la EBAU, pero «sí de equipararlo con el de otras comunidades». «Hay un término medio. No hace falta rebajarlo, pero sí se pueden equilibrar los ítems. No puede ser que en Castilla y León haya 65 en Historia y otras comunidades solo tengan 25. Es tan sencillo como fijar un criterio único en las comunidades y así no tener que bajar el nivel».

Tasas caras

Marina Álvarez reivindica también que la Junta baje la tasa que deben pagar los estudiantes para presentarse a la EBAU y que este curso está fijada en 91,54 euros para las materias generales de las asignaturas troncales, a los que se suman los 22,88 euros por las asignaturas opcionales. El año pasado, Castilla y León fue la sexta comunidad con las tasas de EBAUmás caras de toda España. «¿Por qué tengo que pagar yo más para que mi hijo haga la prueba en Valladolid que unos padres en Murcia? Los alumnos no se examinan para pertenecer a universidades de Castilla y León, sino a cualquiera de toda España».

El consejero insiste en que la región tendrá una prueba de acceso «justa y razonable»

El Consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Fernando Rey, insistió este viernes sobre el nivel que tendrá la EBAU este curso en la comunidad. «En realidad no ha cambiado nada. El examen va a ser muy similar al del último año. Los profesores atemperaron la prueba el curso pasado. No es correcto decir que la Junta sube o baja el nivel. La Junta organiza la prueba, pero los exámenes los ponen los profesores con total libertad e independencia», informa Jota de la Fuente.

Rey mostró su intención de «mantener un equilibrio». «Siempre hemos echado pestes en la Consejería de Educación del populismo educativo, que consiste en rebajar el nivel para que las pruebas sean más cómodas para los estudiantes. La norma tiene esa tentación, igualar por abajo y favorecer la mediocridad. Nosotros no estamos en eso. La prueba sigue siendo de las más serias y exigentes del país, pero sí existe la posibilidad de atemperar, de hacer una prueba razonable, exigente pero a su vez accesible, que es lo que nuestros profesores hicieron el pasado curso y están haciendo en este. Estamos en un equilibrio entre una prueba seria pero a la vez que no sea excesivamente exigente respecto al resto del país. El análisis de esta cuestión requiere cierta finura». El Consejero de Educación añadió: «Si bajáramos el nivel de la EBAU sería una catástrofe. Lo que tienen que hacer las comunidades autónomas con menos nivel es tratar de igualar a las que estamos mejor».

 

Fotos

Vídeos