Las Cortes hacen balance: 44 leyes aprobadas y más actividad de los grupos parlamentarios

El presidente de las Cortes, Ángel Ibáñez (segundo por la izquierda), junto a los miembros de la Mesa Ramiro Ruiz Medrano, Óscar Reguera y Carlos Chávez, este martes durante la presetanción del balance de las Cortes/Gabriel Villamil
El presidente de las Cortes, Ángel Ibáñez (segundo por la izquierda), junto a los miembros de la Mesa Ramiro Ruiz Medrano, Óscar Reguera y Carlos Chávez, este martes durante la presetanción del balance de las Cortes / Gabriel Villamil

La Junta ha presentado once proyectos de ley menos que en la anterior legislatura

Arturo Posada
ARTURO POSADA

Las Cortes de Castilla y León ya están disueltas y llega el momento de hacer balance. El presidente de la cámara, Ángel Ibáñez, ha repasado este miércoles la actividad de la XI Legislatura (2015-2019), en la que se han incrementado las iniciativas procedentes de los cinco grupos parlamentarios. Un total de 27 proposiciones de ley han tenido entrada en las Cortes, lo que supone un 285% más que en la anterior legislatura, donde solo se tramitaron siete. En cambio, la Junta de Castilla y León ha llevado menos proyectos de ley al hemiciclo: 29. En el periodo anterior fueron 40, con una reducción porcentual del 27,5%. En total, la actividad legislativa ha subido hasta las 68 tramitaciones, por 57 del periodo anterior, aunque el número de leyes aprobadas es de 44.En este número figuran nueve disposiciones normativas, que también tienen rango de ley.

«La fragmentación de la cámara autonómica ha hecho que fuera más complicado llegar a acuerdos. Sin embargo, no ha sido óbice para que se presentaran esas 68 iniciativas legislativas», ha señalado Ángel Ibáñez, el fugaz presidente de las Cortes tras la dimisión de Silvia Clemente el pasado 21 de febrero, cuando solo quedaban dos plenos por celebrarse. El nombre de la anterior presidenta de la cámara, que abandonó su cargo para fichar por Ciudadanos con la intención de aspirar a la Junta, no ha sido mencionado durante el balance ofrecido por Ibáñez. «La institución ha venido funcionando con total normalidad. Se trataba de que una institución estable siguiera en la misma línea y, bajo la premisa de la responsabilidad de todos los grupos parlamentarios, la estabilidad ha formado parte de las dos últimas sesiones plenarias y la normalidad ha presidido el funcionamiento de la cámara», ha apuntado Ibáñez..

El presidente de la cámara ha destacado algunas de las 44 leyes aprobadas por la cámara en los últimos cuatro años. De 2016, resaltó la Ley del Estatuto de Altos Cargos («contribuyó a la regeneración democrática); de 2017, la Ley de Reconocimiento a las Víctimas del Terrorismo («reconocen su memoria»), la Ley de Reducción de Cargas Administrativas («ofrece respuestas ágiles para las personas que quieran poner en marcha un empleo»); de 2018, la Ley de Cooperativas («pretende armonizar el derecho de reembolso de los socios con los nuevos criterios contables), la Ley de ordenación de la Red de protección e inclusión a personas y familiar con mayor vulnerabilidad social («ha permitido un sistema de atención permanente»), la Ley para regular la Conferencia de titulares de Alcaldías y Presidencias de Diputación («favorece la coordinación en asuntos de comunidad), la Ley por la que se regulan las Cámaras Oficiales de Comercio e Industria («pretende generar sinergias»), la Ley de transporte público de viajeros por carretera («garantiza una accesibilidad universal); y de 2019, la Ley de la actividad físico-deportiva («permite el acceso al deporte en igualdad de oportunidades»), la Ley de la carrera profesional de los empleados públicos y la Ley de Conciliación («elimina la brecha salarial y es pionera en España) y la modificación de la Ley de Caza («garantiza la actividad cinegética en la Comunidad»).

Ibáñez ha recordado que otra de las funciones de las Cortes pasa por el impulso y control de la acción de la Junta. «Se han constituido 20 comisiones de investigación, se han tramitado casi 2.400 proposiciones no de ley, 2.100 solicitudes de información, 270 interpelaciones y casi un centenar de mociones. También es destacable el aumento de preguntas escritas, que han aumentado en un 90% hasta alcanzar las 11.300 preguntas escritas a las que ha tenido que dar respuesta el ejecutivo autonómico, frente a las 6.000 aproximadamente de la anterior legislatura, además de las solicitudes de comparecencia, con un aumento del 85%, hasta las 572».

En el caso de las comisiones de investigación, ninguna de ellas ha permitido llegar a conclusiones definitivas. El grupo popular no pudo oponerse a la creación de ninguna de ellas, ya que sus 42 procuradores no permitían alcanzar la mayoría de los 84 con que cuenta la cámara. Sin embargo, la oposición tampoco ha podido sacarlas adelante al encontrarse en la misma situación (otros 42 procuradores) lo que ha provocado el bloqueo de todas ellas. «Es cierto que han desarrollado una actividad intensa en muchos casos, con elevado número de sesiones, pero el resultado final no ha permitido acreditar ninguna conclusión, más allá de las diferentes que hayan planteado los grupos con representación en esas comisiones. No ha habido ningún debate finalmente que permitiera que la cámara aprobara por unanimidad unos aspectos sustanciales».