Detenida una vallisoletana que simulaba un embarazo para ocultar 2,2 kilos de hachís

Paquetes de hachís./El Norte
Paquetes de hachís. / El Norte

Viajaba junto a su pareja en un vehículo compartido en dirección a la capital del Pisuerga

El Norte
EL NORTEValladolid

La Guardia Civil ha detenido a una vecina de Valladolid que simuló un embarazo para ocultar 2,2 kilos de hachís, cuando viajaba por la N-630, a la altura de Monesterio (Badajoz), junto a su pareja, que vive en la misma ciudad, en un vehículo compartido con cuyo propietario habían contactado a través de internet.

Se trata de dos vecinos de Valladolid, adonde se dirigían, que han sido detenidos como presuntos autores de un delito contra la salud pública, según ha informado este miércoles la Guardia Civil en una nota.

Los hechos ocurrieron el pasado lunes por la tarde cuando los agentes interceptaron un vehículo procedente del sur de la Península, en la carretera N-630, dentro del término municipal de Monesterio, ocupado por tres personas. En el transcurso de la identificación de sus ocupantes averiguaron que viajaban haciendo uso de una aplicación dedicada a compartir vehículo, siendo el conductor el titular del vehículo.

Tras identificar a los tres ocupantes, los agentes observaron cierto nerviosismo en la actitud de la pareja vallisoletana y, al comprobar que les constaba antecedentes, procedieron a registrarles ante la sospecha de que pudieran transportar droga.

Fue entonces cuando descubrieron que la joven simulaba estar embarazada, pues lo que en realidad portaba a modo de vientre era un paquete con 2.200 gramos de hachís, de los que se habrían obtenido unas 8.800 dosis.

El hachís supuestamente procedía de Jerez de la Frontera y tenía como destino de venta Valladolid.