Las empresas familiares reclaman una mayor apuesta por la FP Dual para combatir el paro juvenil

El consejero de Educación, Fernando Rey, asiste a la presentación del estudio'Orientación profesional y formación dual'. Hacia un modelo integrado para el empleo juvenil. En la imagen, junto al presidente del Instituto de Empresa Familiar, César Pontvianne (I)/RUBEN CACHO-ICAL
El consejero de Educación, Fernando Rey, asiste a la presentación del estudio'Orientación profesional y formación dual'. Hacia un modelo integrado para el empleo juvenil. En la imagen, junto al presidente del Instituto de Empresa Familiar, César Pontvianne (I) / RUBEN CACHO-ICAL

Recuerdan desde EFCL que las empresas tienen dificultades para encontrar personal cualificado en los nuevos empleos y que el mercado de trabajo no puede absorber tanto licenciado

El Norte
EL NORTEValladolid

La asociación Empresa Familiar de Castilla y León (EFCL) presentó hoy en Valladolid el estudio «Orientación Profesional y Formación Dual. Hacia un modelo integrado para el empleo juvenil», elaborado por el Instituto de la Empresa Familiar (IEF) con la colaboración y el patrocinio de la Fundación Bankia por la Formación Dual.

La presentación contó con la presencia del consejero de Educación, Fernando Rey; del director del Centro de Empresas de Bankia para Valladolid y Salamanca, Luis Ángel Sánchez, y del presidente de EFCL, César Pontvianne, quien destacó la importancia de este estudio, que pone el foco en la necesidad de apostar por la FP Dual como fórmula para combatir el desempleo juvenil. También participaron Esteban Sastre, director de Economía y Empresa del IEF, y el director de Proyectos de la Fundación Bankia por la Formación Dual, Juan Carlos Lauder.

«Las empresas somos las que generamos empleo, somos las demandantes de empleo, y cada vez nos cuesta más encontrar perfiles profesionales adaptados a las nuestras necesidades» afirmó Pontvianne, quien agregó que «en España se da la paradoja de que con un desempleo juvenil del 33%, una de cada cuatro empresas tiene enormes dificultades para encontrar personal que se ajuste a sus necesidades. Está claro que algo se está haciendo mal».

De ahí que, a su juicio, «más allá de los gobiernos de turno, es necesario apostar por la Formación Profesional Dual como objetivo común y de largo plazo, al margen de debates partidistas y de intereses electoralistas», informa la propia asociación EFCL en un comunicado.

A su vez, Esteban Sastre destacó que el gran problema de España sigue siendo el desempleo, especialmente el juvenil ya que mientras las empresas demandan, cada vez más, jóvenes con experiencia, «en España nos encontramos con casi 2 millones menos de jóvenes que hace 25 años, una población activa juvenil inferior a la media europea, altos niveles de abandono escolar y jóvenes que se incorporan al mercado laboral con pocos conocimientos prácticos», explicó Sastre.

Ello evidencia que «existe un problema social y económico estructural que debe atenderse con mejor información, mayor orientación profesional y una apuesta decidida por la Formación Profesional Dual», afirmó.

Por su parte, Lauder subrayó la apuesta por el fomento de la FP que lleva a cabo la Fundación Bankia por la Formación Dual a través de Dualiza Bankia, «convencidos de que es a través de esa formación como aumentamos la empleabilidad de los estudiantes y la competitividad de las empresas».

Lauder ha querido recordar el impacto directo que muchos de los programas impulsados desde Dualiza están teniendo ya en centenares de estudiantes de formación profesional «cuya formación se está desarrollando para responder a las exigencias del mercado laboral» lo que, en muchos casos, «les está facilitando una una primera oportunidad de empleo».

Actualmente en nuestro país existen un total de 24.000 alumnos de FP Dual repartidos por cerca de 900 centros de formación, lo que representa un 2,8% de los alumnos totales de Formación Profesional.

Por su parte, en Castilla y León en este curso hay 61 centros que están desarrollando un total de 176 proyectos de FP Dual con 269 empresas, con total de 598 puestos de aprendizaje, lo que quiere decir que hay un gran margen para potenciar la implantación de este sistema tanto a nivel regional como nacional.

.

Sobrecualificación

El estudio señala que la población activa de los jóvenes españoles se ha reducido un 42% durante los años de la crisis. Además, su preparación no se adecúa, en parte, a las necesidades de las empresas, debido a un problema tanto de información sobre las opciones profesionales como de calidad de la formación, lo que da lugar a su vez a una polarización, con un elevado número de jóvenes que abandonan sus estudios y otros que adquieren titulaciones de grado superior para puestos que no requieren tal nivel de cualificación.

En este sentido, España es el segundo país de Europa con más abandono escolar (el 18,5% no acaban la ESO), sólo superado por Malta, y el cuarto país de la OCDE con mayor número de jóvenes que ni estudian ni trabajan (el 20%).

Al mismo tiempo, hay un elevado número de universitarios en comparación con graduados de Formación Profesional, lo que explica que el mercado de trabajo en España no sea capaz de absorber tantos licenciados y genere algunas de las mayores tasas de sobrecualificación de la UE.

Una de las razones que explican este elevado nivel de sobrecualificación es la falta de una oferta de formación de calidad intermedia, es decir, de una FP de calidad, actualizada y adaptada a las necesidades del mercado, algo que explicaría su menor reputación y el hecho de que un gran número de estudiantes opte por estudiar alguna carrera universitaria.

El origen del problema se concentra, por tanto, en la calidad de la formación, seguida de la falta de la orientación profesional adecuada que ayude a los jóvenes a escoger en función de sus habilidades, talento y las demandas del mercado, lo que explica que un porcentaje elevado de aquellos que inician una carrera profesional no estén satisfechos de su elección.

Propuestas

Con el fin de mejorar la calidad del proceso de formación y conectar a la FP Dual de manera definitiva con el mundo de la empresa, el estudio propone generar información pública de calidad sobre tendencias del mercado laboral, profesiones de futuro y especialidades de los centros de formación, que facilite la toma de decisiones a los jóvenes, y potenciar la figura del orientador profesional e integrarla como parte del proceso formativo.

También aboga por fomentar la especialización de los centros de Formación Profesional Dual para elevar su calidad y facilitar su integración en los procesos de Producción, e incentivar la movilidad de los jóvenes a aquellos centros de Formación Dual especializados que mejor se adapten a sus capacidades y expectativas profesionales.

Otras medidas recogidas en el estudio son impulsar la colaboración público-privada en el ámbito formativo, especialmente en la gestión de los centros de Formación Dual; definir y capacitar adecuadamente la figura del tutor en la empresa, a la vez que se invierte en la formación del profesorado, y promover la Formación Profesional entre Pequeñas y Medianas Empresas que puedan satisfacer las necesidades locales o sectoriales.

Por último, el informe se muestra favorable a adaptar el marco regulatorio y administrativo con el fin de facilitar el desarrollo de la Formación Profesional Dual, y a realizar un seguimiento y evaluación de la política formativa por centros, que permita un control de la eficiencia y la generación de estadísticas de calidad, son otras de las medidas que contiene el informe.