Aparecen los primeros casos de gripe del tipo B mientras remiten los del A

El doctor Iván Sanz, en el laboratorio de Microbiología del Hospital Clinico. :. /Henar Sastre
El doctor Iván Sanz, en el laboratorio de Microbiología del Hospital Clinico. :. / Henar Sastre

Los expertos estiman que habrá todavía dos semanas más de incidencia media tras «probablemente» haber alcanzado ya el pico de esta temporada

Ana Santiago
ANA SANTIAGOValladolid

En nivel moderado a bajo. La incidencia de la gripe desciende y parece apuntar al final de una epidemia «completamente normal con circulación mixta de A (H1) y A (H3), y probablemente hayamos alcanzado ya el pico epidémico a mediados de febrero; aunque no podemos descartar repuntes en las próximas semanas, ya que es un comportamiento bastante normal durante las epidemias de gripe», indica el doctor Iván Sanz, del Centro de Gripe del Clínico de Valladolid.

Los últimos datos de la Red Centinela de Castilla y León apuntan al primer descenso de las tasas de esta temporada desde los 298 hasta los 216 casos por 100.000 habitantes en una sola semana y ya la pasada a 152; aunque se mantiene la circulación de virus que afectan principalmente a los niños menores de cinco años y sobre todo a las personas no vacunadas.

Por lo tanto, «parece que comienza a descender la epidemia y que, provisionalmente, hemos superado el pico epidémico. Siguen circulando A (H1) y A (H3) con cierto predominio de este último subtipo de gripe A. De momento, no podemos saber si repuntará o no, el centro de control de la epidemia indica que todavía quedan al menos otras dos o tres semanas de continuar en epidemia», destaca este microbiólogo. No obstante, apunta a que «esta semana pasada ya tuvimos el primer caso de gripe B que sale reflejado en el informe semanal de la Red Centinela de Sanidad, por lo que puede ser que empiece ahora un poco de este tipo».

La tasa acumulada de hospitalización de pacientes con gripe es de 28 casos por 100.000 habitantes este año. La mayor proporción de casos se registra en el grupo de 64 años (55%), seguido del grupo de 15 a 64 años (31%), según los datos nacionales del Instituto de Salud Carlos III. Por su parte, los casos graves hospitalizados registrados han sido del 12,1 por cada 100.000 personas. La mayor proporción de casos se registra en el grupo de los mayores de 64 años (56%), seguido del de 45 hasta dicha edad (25%) y solo el 9% eran menores de 15 años.

Desde el inicio de la temporada, la mortalidad entre los casos graves hospitalizados a nivel nacional es del 15%, un dato similar al de pasadas temporadas. Entre las defunciones, el 81% eran mayores de 64 años y el 14% de edades en el tramo a partir de los 45. El 52% eran mujeres y el 48% varones.

La mayoría de los fallecimientos se debieron al riesgo de complicaciones de gripe. En los adultos, los más prevalentes son la enfermedad cardiovascular crónica (42%), la enfermedad pulmonar crónica (30%) y la diabetes (29%) y, en los menores de 15 años la enfermedad respiratoria crónica (6%) y la renal crónica (3%). El 73% de los pacientes desarrolló neumonía y el 25% requirió ingresar en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

España y Europa

La tasa global de incidencia de gripe durante la semana del 11 al 17 de febrero a nivel nacional descendido a 158,1 casos por 100.000 habitantes, desde los 206,1 de la semana anterior, con una bajada en todos los grupos de edad, especialmente en los menores de 65 años, según los últimos datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Instituto de Salud Carlos III, informa Europa Press.

El informe evidencia, por cuarta semana consecutiva, un exceso de mortalidad del 3% sobre lo esperado previamente antes del inicio de la campaña de vacunación. Las muertes se concentran en mayores de 64 años. En cualquier caso, casi todas las comunidades siguen presentado niveles epidémicos, excepto en Extremadura, Navarra y Melilla, donde es local, y en Cantabria, que es esporádica. Así, la gripe aún tiene una intensidad alta en Ceuta; media en Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana y Comunidad de Madrid, y baja en el resto de España.

Por su parte, en Europa, la actividad gripal continúa siendo epidémica. De los 49 países que aportan datos oficiales, 9 presentan intensidad alta, 26 media, 12 baja y 2 basal. En cuanto a la difusión geográfica, 37 países la notifican como «generalizada».