Investigan a un bar de Palencia por dar los partidos de LaLiga con un decodificador pirata

Clientes de un bar ven un partido de fútbol por televisión. /Pedro Urreisti
Clientes de un bar ven un partido de fútbol por televisión. / Pedro Urreisti

La Policía imputa a los responsables un presunto delito contra la propiedad intelectual y otro relativo al mercado y a los consumidores

El Norte
EL NORTEPalencia

La Brigada de Policía Judicial de la Comisaría Provincial del Cuerpo Nacional de Policía de Palencia investiga al propietario de un establecimiento hostelero de Palencia por un presunto delito contra la propiedad intelectual y otro relativo al mercado y a los consumidores, después de que supuestamente haya retransmitido contenidos televisivos privados (partido de fútbol de LaLiga) utilizando para ello equipos que burlan las medidas de seguridad establecidas (decodificadores piratas).

Los hechos se remontan a las 20:20 horas del pasado día 12, cuando en un establecimiento hostelero de la calle Pintor Oliva, funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía adscritos a la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Palencia se personaron en el lugar para llevar a cabo una inspección en virtud de las investigaciones policiales y del escrito-denuncia de los representantes legales de la Liga Nacional de Fútbol Profesional por la retransmisión de partidos de fútbol de los que LaLiga es propietaria de los derechos de retransmisión, sin su consentimiento.

Los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía instruyeron atestado policial contra los propietarios de la empresa como presuntos autores de un delito contra la propiedad intelectual y un delito relativo al mercado y a los consumidores, por retransmisión de contenidos televisivos privados utilizando para ello equipos que burlan las medidas de seguridad establecidas (decodificadores piratas).

Según la Policía, constaría indiciariamente acreditado que el titular del establecimiento público denunciado habría comunicado pública y reiteradamente los partidos de LaLiga, obteniendo para ello un beneficio económico directo, ahorrándose los importes que debería pagar por su emisión, todo ello en perjuicio de terceros. Y que dichos comportamientos no han sido autorizados por los titulares de los derechos.

En ese atestado se refleja también que el visionado y la emisión de los contenidos de LaLiga se hacen a través de servicios de acceso condicional, y el mismo no ha sido autorizado ni por LaLiga, ni por ningún operador con derecho para ello, haciendo uso de equipos o programas informáticos dirigidos a facilitar dicho acceso condicional y no consentido, burlando con ello las medidas de seguridad establecidas para evitarlos.

Los agentes se personaron en el establecimiento hostelero para comprobar los hechos y proceder a la intervención de los dispositivos electrónicos que posibilitan la visualización de esos contenidos.