La quitanieves de Amancio Ortega

El empresario textil, nacido en la localidad leonesa de Busdongo, donó a Villamanín 80.000 euros para que comprara su quitanieves | «Nos pidieron que no trascendiera y así lo hicimos, pero ahora ya ha pasado mucho tiempo y se lo agradecemos», asegura el entonces alcalde

Imagen de la quitanieves en la localidad leonesa de Villamanín. La quitanieves fue una donación de Amancio Ortega./
Imagen de la quitanieves en la localidad leonesa de Villamanín. La quitanieves fue una donación de Amancio Ortega.
EL NORTELeón

Hoy nadie duda de la vertiente altruista del empresario Amancio Ortega. Sus millonarias aportaciones en el mundo de la sanidad, sus donaciones fuera de lo común a entidades sociales para respaldar a los más desfavorecidos, están hoy a la orden del día.

No son los únicos frentes que ha cubierto el empresario textil, cuyos beneficios en el seno de Inditex le ha llevado a ser un referente empresarial y social.

Pero más allá de las grandes donaciones, Amamcio Ortega siempre ha estado sustentando pequeños proyectos desde el anonimato. Uno de los más singulares sale ahora a la luz. Ocurrió una década atrás y entonces el alcalde de la localidad leonesa de Villamanín, Óscar Gutiérrez, decidió acudir al empresario ante una necesidad imposible de solventar: una nueva máquina quitanieves para la localidad.

Proyectos

Óscar Gutiérrez recuerda que entonces «no había liquidez en el Ayuntamiento y sí había necesidades importantes». Así aprovechando la coincidencia de que empresario y edil habían nacido en la misma localidad (Busgondo) decidió acudir a éste para plantearle posibles inversiones de futuro.

El exalcalde recuerda que entonces se desplazó a Arteixo con la primera intención de acometer una inversión para realizar un museo del ferrocarril en la colegiata de Arbás, en el viejo hospital de peregrinos, o la realización de una residencia de ancianos.

«Eran los dos proyectos principales que se plantearon entonces, además de la necesidad de contar con un camión que nos permitiera llegar a las localidades del municipio cuando las nevadas eran intensas», recuerda.

80.000 euros

En sus entrevistas en Arteixo, el alcalde de Villamanín se citó con el presidente de la Fundación Amancio Ortega, Óscar Ortega, y de todas las solicitudes que se plantearon sólo prosperó la ayuda para adquirir el camión.

«Nos confirmaron por correo que nos ayudarían a su adquisición y así se hizo», recuerda. Y el proceso no resultó excesivamente engorroso: «Todo lo contrario. Se nos pidió que adquiriéramos el camión y que a continuación se les trasladara la factura. Así se hizo y la Fundación aportó los 80.000 euros que supuso la compra».

Óscar Gutiérrez no descarta futuros contactos con la Fundación pero insiste en que en todo caso serán con proyectos sólidos, viables y necesarios en la zona.

 

Fotos

Vídeos