Rico pide juego limpio tras la aparición de una candidatura alternativa para presidir Acor

Carlos Rico, presidente de Acor. /HENAR SASTRE
Carlos Rico, presidente de Acor. / HENAR SASTRE

El actual dirigente de la cooperativa azucarera trabaja en una lista que mezcla «renovación y experiencia» y que cerrará mañana

Sonia Andrino
SONIA ANDRINO

«No es que nos haya sorprendido o nos haya dejado de sorprender», reconocía este lunes Carlos Rico, presidente de Acor, al conocer la aparición de una candidatura alternativa con la que se medirá en las elecciones de la cooperativa y en la que trabaja un grupo de agricultores entre los que se encuentran Justino Medrano y Eduardo Arroyo. Rico reconoce que «esto es un juego democrático. Sabemos a qué reglas nos atenemos y tienen todo el derecho del mundo», afirma antes de apostillar a continuación que lo importante es «respetar las reglas del juego y, sobre todo, la verdad».

Rico opta, después de 16 años, a revalidar su presidencia en la sociedad a la que pertenecen más de 4.400 socios y lo hace con un equipo que mezcla «renovación y experiencia» y que está integrado por una veintena de personas entre las que se encuentra Jesús Posada, que repetiría en el cargo de vicepresidente. Al menos ocho de esas dos decenas de personas son candidatos nuevos «porque tenemos que ir renovando con gente nueva para que tomen conciencia, y mezclarlo con la experiencia», explica Rico. La lista definitiva se cerrará el miércoles aunque ya cuenta con los veinte nombres que la integran.

Su proyecto busca mantener Acor como «una cooperativa activa, dinámica, que no se quede anclada en lo que era» y en la que la remolacha seguirá siendo el motor principal pero sin abandonar los proyectos de diversificación que han sacado adelante en los últimos años; el más novedoso, el que están estudiando para elaborar plásticos biodegradables a partir del líquido de esta raíz.

Respecto a la propuesta de la candidatura alternativa de modificar las funciones de presidente y reducirlas a un papel representativo mientras que las funciones ejecutivas sean prestadas por un consejero delegado, Carlos Rico advierte de que su equipo viene trabajando en ello desde hace mucho tiempo. «Acor está emulando a las grandes cooperativas francesas u holandesas» que se rigen por ese sistema basado en una estructura de dirección muy profesional. «Será algo que modifiquemos en los próximos cuatro años», adelanta y explica que confiaban en que la actual Ley de Cooperativas que se acaba de aprobar en Castilla y León recogiera esta medida con mayor detalle pero «ante esa negativa, nosotros lo regularemos en nuestros Estatutos», asegura.