La sequía reduce la cosecha del cereal a 4,8 millones de toneladas, un 17% menos de media de los últimos años

Una cosechadora durante las labores de siega en Valoria La Buena (Valladolid)./Rubén Cacho/ICAL
Una cosechadora durante las labores de siega en Valoria La Buena (Valladolid). / Rubén Cacho/ICAL

Ávila, Salamanca y León serán las zonas más afectadas, llegando a reducirse su cosecha a la mitad

El Norte
EL NORTEValladolid

La sequía del otoño y la primavera reducirá este año la cosecha de cereal en Castilla y León a 4,8 millones de toneladas, lo que supone un descenso del 17 por ciento respecto a la producción media de los últimos años, es decir, hasta 816.000 toneladas menos que en años anteriores. Las zonas más afectadas serán Ávila, Salamanca y León, con pérdidas que rondarán el 50%.

Así lo anunció hoy el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, durante su primera salida al campo en la localidad vallisoletana de Valoria la Buena.

Pese a que los efectos de la sequía son visibles en todo el territorio, explicó que la mitad occidental y centro de la Comunidad, sufrirán una reducción de la producción de entre el 30 y el 50 por ciento, e incluso superior en algunas zonas.

Carnero mostró su preocupación por las consecuencias que las condiciones meteorológicas poco favorables han tenido sobre la cosecha, que provocaron que en 2019 no se alcancen las 7,8 millones de toneladas recolectados el año anterior.

El consejero destacó la «incidencia desigual» que la sequía ha tenido en las diferentes zonas de la Comunidad. Las más perjudicadas se encuentran en la provincia de Ávila, Salamanca y León con pérdidas de en torno al 50 por ciento.

En cuanto a la zona sur, sureste y centro de Valladolid, el titular de Agricultura avanzó que las toneladas se verán reducidas entre un 30 y un 50 por ciento, y en torno al 30 por ciento en la comarca de Campos en Palencia, en La Ribera y Demanda en Burgos y en el Bajo Duero y Campos Pan en la provincia de Zamora.