La vista previa por la demanda contra la familia política de Silvia Clemente se celebra el día 29

Javier Meléndez./
Javier Meléndez.

Si no hay acuerdo entre las partes, se celebrará el juicio

M. J. P.Valladolid

La audiencia previa del procedimiento de demanda planteado por el marido de la expresidenta de las Cortes Silvia Clemente contra su familia por vulnerar un contrato de confidencialidad suscrito en 2017 respecto del coste de las obras de reforma de la mansión familiar de Pedrosa del Rey se retomará el próximo día 29 de mayo. El Juzgado de Primera Instancia número 8 de Valladolid ha vuelto a señalar la vistilla, después de que el pasado día 25 de marzo fuera suspendida por la enfermedad de uno de los letrados, minutos antes de comenzar.

La demanda fue presentada por el empresario Javier Meléndez por la vulneración de un pacto de confidencialidad suscrito con su familia para no divulgar detalles de los pleitos judiciales mantenidos entre ellos durante años y también con el objetivo de preservar la imagen de la política segoviana. Una cláusula de tal contrato disponía que quien lo vulnerara tendría que indemnizar a la otra parte con cinco millones de euros como penalización.

La vista previa es un trámite para intentar llegar a un acuerdo entre las partes o examinar cuestiones procesales y proponer pruebas. Si no hay acuerdo entre las partes, se celebrará el juicio.

Fuentes próximas al procedimiento judicial indicaron ayer que, al parecer, el letrado del marido de Silvia Clemente había solicitado que la vistilla se celebrara a puerta cerrada, petición que no habría sido estimada por el magistrado.

El nuevo señalamiento se produce una vez incorporado al juzgado de Nicolás Salmerón el sustituto del magistrado Antonio Alonso Martín, que ha estado durante 29 años al frente de este juzgado pero que ha sido designado por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para presidir la Sección Tercera de la Audiencia de Valladolid y que ya ha tomado posesión de la presidencia del tribunal de lo Mercantil.