El arte y la cultura de la América hispana invaden el Cultural Cordón

Objetos de la exposición/Rodrigo González
Objetos de la exposición / Rodrigo González

El Cultural Cordón acoge hasta el 2 de septiembre la exposición 'Visiones de América. Arte desde el confín del mundo', que hace unr espaso por los siglos XVI, XVII y XVIII

Cristina López Reques
CRISTINA LÓPEZ REQUESBurgos

Pintura, escultura o muebles, de cerámica, plata o marfil … Todas las piezas se realizaron en los siglos XVI, XVII y XVIII y todas proceden de los principales focos artísticos de América y Filipinas, como México, Puebla de los Ángeles, Cuzco, Quito o Colombia. Se trata de una rica y variada selección que se ha podido reunir gracias al trabajo de años del coleccionista Francisco Marcos, propietario de las piezas.

Difícil quedarse con alguna de las 158 obras que se exponen en el Cultural Cordón de la Fundación Caja de Burgos, hasta el 2 de septiembre. Por ello, el director de Arte, Javier del Campo, señala la colección de cajas de tipologías mobiliarias que se expone como una de las mejores que hay. «Dentro de ella sobresale un conjunto que procede de Colombia, realizadas con la técnica del barniz de pasto con un tipo de látex natural», ha explicado.

El propietario de la colección también se atreve a señalar alguna de las piezas. Por ejemplo, un biombo con alrededor de 20 refranes. «Están pintados los refranes, algo que ayuda a documentar la manera de pensar del siglo XVIII», ha afirmado. Aunque no se sabe con seguridad si procede de México o Colombia, sí está estudiado que son del latín.

La exposición es un «reto que se completa hoy», ha afirmado Óscar Martínez, responsable de Cultura de la Fundación. En 2017 cumplieron el «viaje pendiente» a América y, «entre mitos, hombres, sacrificios y rituales precolombinos» pudieron descubrir el arte de las culturas americanas primigenias, aquellas que «ni siquiera imaginaron los descubridores españoles».

La muestra recrea en cuatro grandes áreas los fenómenos transversales de la cultura y el arte de la América hispánica. Un arte, ha apuntado Del Campo, del que «no somos conscientes de que también es el nuestro propio», pues «compartimos identidades, territorios y manifestaciones culturales». La exposición habla, por un lado, de la «visión europea», pero también de las «manifestaciones netamente locales», ha continuado, sin esconder la «atracción por lo exótico».

Temas

Cultura

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos