El proyecto 'Atapuerca', el simposio internacional de arqueología que se desarrolla en Zimbabue

Imagen de la inervención/BC
Imagen de la inervención / BC

El director gerente del Sistema Atapuerca y del Museo de la Evolución Humana ha dado a conocer el modelo de gestión del Sistema Atapuerca en el seminario del país africano

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Alejandro Sarmiento, director gerente del Sistema Atapuerca y del Museo de la Evolución Humana, ha ofrecido hoy una charla sobre el modelo de gestión y divulgación del proyecto 'Atapuerca' en el simposio que se está desarrollando en la Universidad de Zimbabue sobre 'Arqueología, Innovación y Desarrollo'.

Sarmiento ha sido invitado por el Ministerio de Cultura y Deporte del Gobierno de España como representante del patrimonio arqueológico de nuestro país para hablar del Proyecto 'Atapuerca' como ejemplo de buenas prácticas en materia de patrimonio, desarrollo, divulgación y de puesta en valor sostenible de los recursos arqueológicos.

El director del MEH también ha expuesto en el seminario el éxito de comunicación y difusión que ha supuesto dicho proyecto, que ha culminado con el Museo de la Evolución Humana y repasó la historia de los Yacimientos de Atapuerca, haciendo hincapié en sus potencialidades como recurso turístico y su repercusión sobre las poblaciones de su entorno.

El seminario 'Arqueología, Innovación y Desarrollo' se desarrolla hoy en la Universidad de Zimbabue y han colaborado para su realización las embajadas de España, Francia e Italia, así como la Unesco, a través de su Oficina Regional para África del Sur, el departamento de Arqueología de la propia universidad del país africano y el Consejo Nacional de Museos y monumentos de Zimbabue.

Este país cuenta con varios yacimientos arqueológicos, tres de ellos (Gran Zimbabue, Khami y 'Matobo world') incluidos en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco.

Con la realización de este simposio internacional Zimbabue busca poner en valor su gran patrimonio arqueológico y recoger experiencias y conocimiento de cara a desarrollar infraestructuras turísticas en torno a sus recursos, además de asegurar su preservación y conservación de cara a las generaciones futuras. Así, quiere seguir los pasos de países como España, Francia, Italia, China o Egipto para generar valor a través de la utilización sostenible de sus yacimientos arqueológicos.