Semifinales | Liga Endesa

El Barça, a una victoria de la final

Heurtel (i) y Hanga, con Fran Vázquez. /EFE
Heurtel (i) y Hanga, con Fran Vázquez. / EFE

El equipo azulgrana sufre para poner el 2-0 en la eliminatoria ante el Zaragoza

R. C.Barcelona

El Barcelona selló este domingo el 2-0 en las semifinales de la Liga Endesa contra el Tecnyconta Zaragoza en el Palau Blaugrana gracias a un gran Heurtel, que rompió tras el descanso el dominio inicial del cuadro aragonés, con mucho más puntería e intensidad que el rival, en la primera mitad.

El Zaragoza arrancó el partido con un acierto estelar en el Palau, una versión muy diferente a la del primer encuentro. Okoye llevó a los suyos a mandar por siete en el Palau (9-16, min.5) y, pese a la tímida reacción azulgrana, el primer cuarto acabó con un inesperado 14-21 en el luminoso.

76 Barça Lassa

Pangos (7), Ribas (5), Singleton (6), Claver (4), Tomic (10), Hanga (10), Heurtel (21), Pustovyi (-), Oriola (6), Kuric (7).

70 Tecnyconta Zaragoza

koye (9), Seibutis (12), Radovic (12), Alocén (5), Vázquez (2), Justiz (8), Martín (7), Barreiro (2), Berhanemeskel (6), Santana (4), Williams (3), Krejci (-).

Parciales
14-21, 22-19, 25-11, 15-19
ÁRBITROS
Carlos Peruga, Jordi Aliaga, Raúl Zamorano. Expulsaron con cinco faltas a Justiz.
iNCIDENCIAS
partido correspondiente al segundo partido de los playoff de la Liga Endesa disputado en el Palau Blaugrana ante 5.891 espectadores.

Antes del descanso, el cuadro aragonés se fue de doce (14-26), hasta que emergió la figura de Heurtel, con ocho tantos consecutivos (22-28, min.18).

El francés no bastó para romper el dominio del Zaragoza, aunque poco a poco su intensidad bajó: lo aprovechó Kuric para cerrar la primera parte con mejores sensaciones (36-40).

En la reanudación, el Barcelona confirmó su ascenso y se puso por delante en el marcador (51-49, min.26). Fisac no encontraba respuestas y la gasolina de su bloque no era la misma. La anotación del Zaragoza se frenó en seco, mientras que los catalanes firmaron un 13-0 que allanaba su triunfo.

Al término del tercer cuarto (61-51), el desenlace del encuentro empezaba a definirse. El Barcelona mantuvo sus señas de identidad y no dejó escapar el partido. Seibutis situó la diferencia a tres a falta de tres minutos, aunque el acelerón acabó en nada y los de Pesic amarraron el 2-0.