Ciclismo

La Vuelta a Burgos femenina atraerá al pelotón internacional del 16 al 19 de mayo

Las ganadoras de la Vuelta a Burgos féminas de 2018./VUELTA A BURGOS
Las ganadoras de la Vuelta a Burgos féminas de 2018. / VUELTA A BURGOS

La prueba, que consta de cuatro etapas, forma parte del calendario Women Elite de la Unión Ciclista Internacional

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

La Vuelta a Burgos femenina asciende de categoría. La quinta edición de la prueba ciclista, que se desarrollará del 16 al 19 de mayo, será de carácter internacional y estará dirigida a corredoras élite y sub-23 de todo el mundo según han explicado esta mañana el presidente de la Diputación, César Rico, y el máximo responsable del Instituto para la Juventud y el Deporte, Ángel Carretón.

La Unión Ciclista Internacional (UCI), el principal organismo rector del ciclismo mundial, incluyó la carrera burgalesa en el calendario Women Elite y dentro de las pruebas de la categoría 2.1 (clase 1 de vueltas por etapas), justo un escalón por debajo del primer nivel, el UCI Women's WorldTour. Por tanto, la Vuelta a Burgos femenina pasa a ser una de las principales competiciones ciclistas internacionales a nivel estatal.

El pelotón partirá el jueves 16 de mayo del Geoparque de Las Loras y, tras 108 kilómetros, llegará a Villadiego, localidad donde finalizará la primera etapa. La segunda, fijada para el viernes 17 de mayo, arrancará y acabará en Poza de la Sal y tendrá una longitud de 84 kilómetros.

Nuevo logo para la Vuelta

Coincidiendo con la presentación de la quinta Vuelta a Burgos femenina, la Diputación de Burgos ha presentado la nueva marca de la Vuelta a Burgos, que se utilizará en ambas categorías.

El logo, según ha explicado Javier Fermín, de BComunicación, la empresa que ha lo diseñado, ha buscado aunar un relato de marca que «pone en valor el territorio, evoca diferentes visiones y es integrador».

Por su parte, el presidente de la Diputación, César Rico, ha comentado que la nueva imagen da una visión «más moderna de la provincia de Burgos». Además, ha destacado que el logo identificará claramente a las dos carreras, en las que se destacará, según proceda, si es masculina o femenina.

Los dos últimos trayectos se desarrollarán en la comarca de las Merindades. De Medina de Pomar saldrá el sábado 18 de mayo la tercera etapa, que acabará en el Alto de los Rosales, una cima ubicada a escasos kilómetros de la ciudad medinense. Y, por último, de Pedrosa de Valdeporres partirá la cuarta jornada (domingo 19 de mayo), que finalizará en Villarcayo, municipio en el que la ganadora de la prueba levantará los brazos. Estas dos últimas etapas contarán con 83 y 84 kilómetros.

Vuelta para ciclistas nacionales y de base

La Vuelta a Burgos femenina no abandona al ciclismo nacional y de base. De hecho, las etapas del sábado y del domingo contarán con la participación de 250 ciclistas nacionales de las categorías sub-23, juvenil y cadetes.

Estas corredoras se sumarán a las deportistas que conformarán el pelotón internacional de la quinta edición de la carrera ciclista burgalesa. Aún se desconocen los equipos que participarán en la ronda, pero Rico espera que acudan a la provincia las mejores corredoras del panorama mundial.