Dieciseisavos | Ida

El Atlético se salva de milagro del empate ante el Sant Andreu

Adán y el larguero evitaron la igualada en un partido en el que sólo Gelson iluminó a los rojiblancos ante el único superviviente de Tercera

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

El desconcertante Atlético de Madrid se salvó de milagro del empate ante el Sant Andreu, el único superviviente de Tercera División, que a punto estuvo de dar la gran sorpresa en el estreno de la ida de dieciseisavos de final de la Copa del Rey. Gelson Martins, que hasta el debut del Atlético en la Copa sólo había disputado 57 minutos en tres partidos, fue el único que consiguió iluminar al gris equipo rojiblanco en Barcelona ante el Sant Andreu, que hace cinco años se llevó una goleada en la ida de la misma eliminatoria (0-4) y en esta ocasión sólo cayó por un tanto ante uno de los favoritos al título y no mereció la derrota. Un gol del jugador portugués, a pase de Vitolo y al límite del fuera del juego en una competición en la que aún no se utiliza el VAR, sirvió para demostrar la superioridad del gris Atlético ante el muy digno Sant Andreu, que nunca se arrugó pero no tuvo suerte y fue víctima de un conjunto que con el 'Plan B', con futbolistas inéditos o con muy pocos minutos, cumplió sin ninguna alegría, para abrir el camino hacia los octavos de final de Copa.

0 Sant Andreu

Segovia, Jaume Villar, Miranda, Noguera, David López, Gallego, Ton Alcover, Dani Guerrero (Carroza, min. 84), Felipe Sá (Josu, min. 58), Kuku y Óscar Muñoz (Elhadji, min. 66.

1 Atlético

Adán, Arias, Savic, Montero, Juanfran, Vitolo, Thomas, Rodrigo, Lemar (Correa, min. 60), Gelson y Kalinic.

gol
 0-1: min. 33, Gelson.
árbitro
Gil Manzano (Extremeño). Tarjetas amarillas a Felipe Sá y Óscar Muñoz.
incidencias
Partido de ida de dieciseisavos de final de la Copa del Rey, disputado en el estadio Narcís Sala. No se llenó. 5.995 espectadores.

Fue una victoria pírrica y muy pobre del Atlético ante un Sant Andreu que acarició la igualada que no dejó de buscar en el tramo final, pero en un minuto lo evitaron Adán y el larguero, tras un cabezazo a bocajarro de Noguera, cuando el exportero del Real Madrid estaba vendido bajo palos tras un saque de esquina. Ahí se salvó el Atlético ante un orgulloso y trabajador Sant Andreu que fue muchísimo mejor durante todo el segundo tiempo e hizo más méritos que los rojiblancos pero al que no hizo justicia el resultado.

Afortunadamente para el Atlético, Gelson aprovechó la oportunidad que le concedió Simeone para reivindicarse y demostrar al técnico argentino que, aparte de verticalidad y desborde, también tiene gol, como evidenció pasada la media hora de juego, cuando el Sant Andreu, muy echado atrás, no pudo aguantar más el empuje constante de los rojiblancos durante sus mejores minutos, que entonces fueron los únicos. Hasta ese momento, frente al muro de los cuatribarrados, el Atlético abusó sin éxito de los lanzamientos lejanos. Sin embargo, en una de las acciones más clarividentes de los colchoneros, Gelson recibió entre líneas un pase en profundidad de Vitolo, que regresaba tras lesionarse en la primera jornada de Liga, y abrió el marcador, para hacer más plácida la noche de los rojiblancos, pese a la lluvia, las dificultades que le generó defensivamente el Sant Andreu y su pobre fútbol.

Con Diego Pablo Simeone en la grada, cumpliendo el primero de sus tres partidos de sanción con los que fue castigado por aplaudir al árbitro en la pasada Copa en la despedida de cuartos ante el Sevilla, el 'Cholo' dejó en Madrid a las figuras y apostó por los menos habituales, algunos, caso de Adán, sin haberse estrenado todavía, pero que se erigió en salvador del empate en el minuto 82, junto a otros llamados a ser importantes en este Atlético, como Rodrigo o Lemar, aunque ni el canterano rojiblanco ni el campeón del mundo francés pudieron destacar en el Narcís Sala. Y muchísimo menos en una segunda mitad en la que, con su ventaja, el equipo colchonero reculó, cedió todo el dominio que había tenido en la primera parte, reculó, y permitió resurgir al conjunto catalán. Con los visitantes pensando sólo en mantener el resultado y en intentar aprovecharse en alguna acción aislada, el Sant Andreu jugó tras el descanso con mucho criterio y puso en problemas a la defensa rojiblanca, esta vez con Juanfran desplazado al lateral izquierdo para dejar a Arias en el derecho, y con los rojiblancos pidiendo la hora al final de un muy triste partido del Atlético.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos