Sorteo de Champions

Ajax-Real Madrid, Lyon-Barça y Atlético-Juventus, en octavos

Ajax-Real Madrid, Lyon-Barça y Atlético-Juventus, en octavos

El equipo rojiblanco, segundo de grupo, no tuvo suerte al quedar emparejado con el conjunto liderado por Cristiano Ronaldo

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

El Atlético pagó su empate en Brujas y su segundo puesto de grupo en la Champions con una primera eliminatoria directa contra la Juventus, el rival más temido por los rojiblancos en el sorteo de octavos, que resultó muy favorable para el Real Madrid y el Barcelona, recompensados con el Ajax de Ámsterdam y el Olympique de Lyon, respectivamente. Con el doble duelo contra la Juve de Cristiano Ronaldo, que le ha marcado al Atlético 22 goles en 31 partidos, la final del Metropolitano se aleja para el equipo de Diego Pablo Simeone, al haberle correspondido uno de los grandes favoritos al gran título continental y de los equipos más en forma de Europa. Sin embargo, el primer encuentro entre madrileños y turineses no se disputará hasta dentro de dos meses, el 20 de febrero en feudo colchonero, con la vuelta en Turín el 12 de marzo. Para entonces el Atlético espera haber recuperado a Diego Costa, operado del pie izquierdo el 5 de diciembre, que cumpliría por tanto dos meses y medio de baja para la ida.

La suerte dio la espalda al Atlético de Madrid en un sorteo en el que podía haberse cruzado con el Oporto, aunque también con el PSG, el Manchester City y el Bayern de Múnich, pero le tocó el mayor coco líder de grupo, aunque la Juventus tampoco debe estar contenta con el emparejamiento contra el equipo de Diego Pablo Simeone. El conjunto turinés, subcampeón de Europa en 2015 y 2017 y ahora candidato a todo con Cristiano, aspiraba a un cruce con Schalke, Ajax u Olympique de Lyon, pero mientras el equipo alemán deberá enfrentarse al Manchester City de Pep Guardiola, los holandeses lo harán ante el defensor del título, que por muy mal que esté siempre es candidato a conquistar la Copa de Europa, y los franceses contra el Barça, obsesionado con esta Champions y agarrado a un Leo Messi imparable.

Se recocijaban los aficionados del Atlético con la huida del Real Madrid a la Juventus y resulta que ahora deberán verse las caras con el crack portugués en una durísima eliminatoria en la que la gran favorita es la Juventus, un equipo cuyo estilo no beneficia nada a los rojiblancos, acostumbrados a defender, esperar y contragolpear. En la actualidad, además, el conjunto colchonero está al menos un escalón por debajo del conjunto que llegó a las finales de la Champions en 2014 y 2016, perdidas precisamente ante Cristiano y compañía. Para los optimistas, recordar que el Atlético no ha perdido ante la Juventus en la máxima competición europea, ya que se enfrentaron en la fase de grupos en la temporada 2014-2015, con victoria de los rojiblancos en el Vicente Calderón (1-0) y empate sin goles en Turín. De aquella Juventus sólo continúan los centrales Bonucci y Chiellini.

Plan mejorado con Cristiano

La llegada de Cristiano casi no ha modificado la idea que contaba la pasada campaña cuando fue eliminado por el Madrid con el polémico penalti de Benatia. El luso suple a Higuaín pero su presencia hace que Dyabla tenga un papel más de creador o Mandzukic caiga aún más a la izquierda. Se mantiene Pjanic como cerebro, ayudado por todoterrenos como Matuidi y Can, cuenta unos laterales profundos (Cancelo y Sandro) junto a los rocosos Bonucci y Chiellini. En esa retaguardia ya no figura Buffon, aunque el buen rendimiento de Szczęsny no ha provocado añoranza de la leyenda.

«La Juventus ha salido reforzada con el fichaje de Cristiano, pero nosotros también tenemos nuestros jugadores y nuestras armas», advierte Clemente Villaverde, gerente y consejero del Atlético, que perdió la primera plaza de grupo en la última jornada al ser incapaz de ganar en Brujas y queda ahora a expensas casi de una heroicidad. Con la vuelta además en campo contrario, porque así se lo ganó el Atlético en la fase de grupos, aunque para Simeone sea más una ventaja que un inconveniente. Esta eliminatoria también tendrá el morbo añadido del reeencuentro del croata Mario Mandzukic contra su exequipo.

Bastante más esperanzadoras son las eliminatorias para el Real Madrid y el Barça, ya que, además de jugar la vuelta en el Santiago Bernabéu y el Camp Nou, son muy superiores al Ajax y el Lyon, dos de los segundos más deseados del bombo.

Jóvenes que emocionan a media Europa

Hace dos campañas llegó la final de la Europa League con un grupo de jóvenes que ya se han asentado. La columna central ha madurado y puso en aprietos al Bayern hasta el último minuto de la jornada final para ser primero de grupo. El meta André Onana - que pasó por La Masía tras recalar de la mano de su paisano Samuel Eto'o-, el central Matthijs de Ligt y el cerebro Frenkie de Jong. Los tres han sonado para el Barcelona gracias a su buen manejo con el balón. En el caso del defensa, al que la presencia del retornado Blind ayuda a su crecimiento, recuerda al primer Piqué. Por su parte sabe llevar el peso del juego y además de pase es capaz de apretar en la presión. Arriba Neres y Dolberg aprenden de contrastados como Tadic e históricos como Huntelaar.

Aunque los blancos continúen en un momento preocupante y el Ajax juegue muy bien al fútbol y haya acabado invicto la fase de grupos, «cuando el Real Madrid juega un partido de Liga de Campeones todo el mundo sabe lo que puede dar de sí», como reconoce Emilio Butragueño, destacando cómo se transforma el rey de Europa en su competición fetiche. Uno de los referentes del Ajax en ataque es el exmadridista Jan Huntelaar, junto a Dusan Tadic, mientras que en defensa destaca el 'Golden Boy' Matthijs de Ligt y en el centro del campo Frenkie de Jong. El Ajax fue el primer equipo que, con el nuevo formato de Champions, ganó en el Bernabéu al Real Madrid (0-2 en la temporada 1995-96), cuando los holandeses se proclamaron campeones de Europa y los blancos cayeron después en cuartos ante la Juve.

El Lyon también es para el Barça un adversario bastante asequible, clasificado para octavos con una sola victoria y cinco empates. Además, la figura y líder del equipo francés en ataque, el campeón del mundo Nabil Fekir, se perderá la ida al estar sancionado. «Es un buen rival», reconoció Guillermo Amor, que tras la experiencia del fracaso de la temporada anterior ante la Roma apela a «respetar muchísimo» al Olympique de Lyon.

Peligroso con el marcador a favor

Se metió al final, con suspense con cinco empates y una victoria en seis partidos que fue en el Ettihad, cuando sorprendió al Manchester City (1-2). Genesio, aunque a veces opta por cerrar con tres, sabe que necesita marcar siempre porque la defensa es la peor de sus líneas, con Mendy como mejor argumento para ayudar a Lopes, un clásico bajo palos que lucha con el recuerdo del legendario Coupet. Y es que aunque sus hombre del centro del campo son jóvenes (Ndombele, Aouar y Tousart) poseen talento, físico y entrega. Son seguidos por los ojeadores de media Europa, pero el ejemplo de Nabil Fekir, la estrella que desoyó la oferta del Liverpool para triunfar con los lioneses, les anima a soñar con el éxito europeo. Arriba Depay, tras su paso desafortunado por Inglaterra, Cornet, Traoré y Moussa Dembélé, el fichaje más caro de la temporada, son el peligro de un equipo más vulnerable si está por detrás en el marcador.

FECHAS DE LOS EMPAREJAMIENTOS DE OCTAVOS

Martes 12 de febrero

Manchester United-PSG

Roma-Oporto

Miércoles 13 de febrero

Tottenham-Borussia Dortmund

Ajax-REAL MADRID

Martes 19 de febrero

Olympique de Lyon-BARCELONA

Liverpool-Bayern de Múnich

Miércoles 20 de febrero

Schalke 04-Manchester City

ATLÉTICO DE MADRID-Juventus

Martes 5 de marzo

Borussia Dortmund-Tottenham

REAL MADRID-Ajax

Miércoles 6 de marzo

PSG-Manchester United

Oporto-Roma

Martes 12 de marzo

Manchester City-Schalke 04

Juventus-ATLÉTICO DE MADRID

Miércoles 13 de marzo

BARCELONA-Olympique de Lyon

Bayern de Múnich-Liverpool

 

Fotos

Vídeos