Jornada 35

Morales agudiza la crisis del Sevilla

Morales, en una acción con Banega. /Kai Försterling (Efe)
Morales, en una acción con Banega. / Kai Försterling (Efe)

La victoria del Levante ante el cuadro de Montella complica en grado sumo las opciones de salvación del Deportivo

EFEVALENCIA

El Levante ratificó con su victoria por 2-1 ante el Sevilla su gran momento de juego y dejó prácticamente sentenciada la permanencia en Primera ante un rival en crisis, que hizo un buen fútbol en algunas fases del partido, pero que se vio desbordado por el ímpetu del equipo valenciano.

Sólo cuatro victorias contundentes del Deportivo y un auténtico descalabro granota impedirán la permanencia del Levante, mientras que al equipo sevillano le tocará remar a tope para estar el año próximo en Europa.

Tras una primera mitad y un comienzo del segundo tiempo nivelados, el Levante mejoró en el ecuador de la segunda parte y logró el 2-1 que le dio una victoria merecida.

Levante y Sevilla ofrecieron una muy buena primera parte, plagada de alternativas ante ambas porterías y con numerosas ocasiones de gol. De entrada fue el equipo andaluz el que mostró más mordiente y fue capaz de jugar más cerca de la meta rival, pero en una jugada muy elaborada del equipo valenciano, en la que participó casi todo el equipo, llegó el 1-0. Un pase de Coke en profundidad propició una buena acción de Morales dentro del área que Roger culminó al poner el balón en el fondo de la red.

2 Levante

Oier, Coke, Postigo, Róber Pier, Luna, Bardhi, Lukic (Chema, m.86), Campaña, Morales (Pedro López, m. 80), Roger (Jason, m.62) y Boateng.

1 Sevilla

David Soria, Jesús Navas, Mercado, Lenglet, Escudero, Geis, Banega, Nolito (Sandro, m.59), Franco Vázquez (Layún, m.73), Sarabia y Carlos Fernández (Muriel, m.71).

Goles:
1-0, m.11: Roger. 1-1, m.16: Carlos Fernández. 2-1, m.73: Morales.
Árbitro:
González González (Colegio castellano-leonés). Amonestó por el Levante a Róber Pier y por el Sevilla a Sarabia.
Incidencias:
Partido disputado en el estadio Ciutat de Valencia ante 17.240 espectadores. Terreno de juego rápido por la lluvia caída en los prolegómenos del encuentro.

No tardó en igualar el Sevilla en un magnífico remate con la izquierda que Carlos Fernández clavó por la escuadra y que devolvía la igualada al marcador para dar paso a una media hora final del primer periodo con las fuerzas niveladas.

A partir de ese momento ambos equipos dispusieron de buenas opciones de gol, con un Levante que fue capaz de buscarlas a la contra, pero que también supo desarrollar un buen fútbol cundo se dedicó a manejar el balón. Consecuencia de ello fueron las claras aproximaciones a la meta de David Soria protagonizadas por Roger, a las que dio réplica el Sevilla con otras no menos claras en lanzamientos de Escudero, Nolito, un cabezazo de Lenglet y otro disparo de Navas que no tuvieron éxito.

Partido de ida y vuelta

Tras una primera parte nivelada e intensa, la segunda comenzó con un mano a mano de Morales que desbarató el meta sevillista y con un fútbol similar al del primer periodo entre dos equipos que trataban de tener el balón y de buscar la meta contraria con jugadas elaboradas.

El partido era de ida y vuelta, con llegadas a una y otra meta, desbaratadas casi siempre por la defensa o por errores en el último pase entre dos equipos conscientes de que cualquier acción aislada podía desequilibrar el marcador.

La primera gran ocasión de la segunda mitad la tuvo Morales, quien, tras un gran pase de Campaña, se volvió a plantar solo ante la meta rival y envió el balón fuera (m. 66), lo que despertó al Levante y dio paso a una fase del encuentro en la que los locales fueron superiores por juego y ocasiones a un Sevilla al que le tocó sufrir.

Entonces apareció David Soria, con varias buenas intervenciones que salvaron a su equipo, hasta que en el minuto 73, un balón bien peleado por el centro del campo del Levante llegó, tras un pase de Campaña, a Morales, que batió por bajo al portero sevillista en su salida.

El partido cambió radicalmente, ya que el Sevilla se vio obligado a volcarse sobre la meta local en pos del empate, lo que permitió al Levante salir con peligro a la contra, aunque los últimos minutos fueron de agobio constante sobre la portería de Oier.

 

Fotos

Vídeos