Jornada 30

Isco y Bale, de titulares con Zidane y goleadores, al banquillo

Isco, con Parejo detrá en Mestalla. / EFE

Reguilón ha pasado de ser indiscutible con Solari a no jugar ni un minuto, aunque recuperará el puesto contra el Eibar por la sanción a Marcelo

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

Después de que Isco y Bale fuesen titulares en los dos primeros partidos en la segunda etapa de Zinedine Zidane, ambos fueron suplentes en Mestalla, donde el técnico francés alineó en el centro del campo a Casemiro, flanqueado por Modric y Kroos, y a Lucas Vázquez, para que el extremo gallego ocupase la banda derecha del ataque en detrimento del galés. Isco y Bale fueron quienes marcaron los dos tantos de la victoria frente al Celta, y el malagueño repitió como goleador para volver a abrir el marcador en el sufrido triunfo ante el Huesca (3-2), pero contra el Valencia, hasta el minuto 64, ocuparon plaza en el banquillo. Junto a, entre otros, Reguilón, que de ser indiscutible con Santiago Solari ha pasado a no jugar ni un minuto con Zidane, aunque el sábado contra el Eibar recuperará el puesto por sanción de Marcelo.

Para el lateral izquierdo, el entrenador francés ha apostado en sus tres encuentros por el discutido Marcelo. Sin embargo, el brasileño volvió a demostrar un bajo estado de forma, muy pocas ganas de correr en defensa, y preocupantes despistes tácticos que pudieron costar más de un gol al Real Madrid, como el que tuvo que evitar Keylor Navas al comienzo de la segunda parte a disparo de Carlos Soler tras una de las muchas contras que tuvo el conjunto de Marcelino. El 4-4-2 que formó el técnico asturiano se impuso con claridad al 4-3-3 lento y estéril de Zidane, que también recuperó para la titularidad a Keylor Navas y Marco Asensio después de dar ante el Huesca una oportunidad a su hijo Luca y a Brahim Díaz.

El balear, sin embargo, muy gris, fue sustituido por Bale en el doble cambio que realizó Zidane pasada la hora de partido, cuando también decidió que fuese Isco quien ocupase el puesto de Kroos en una línea de medio campo que no convenció en absoluto al técnico madridista.