Selección española

Una delantera de 'La Roja' muy celeste

Una delantera de 'La Roja' muy celeste

España debutará ante Portugal con su segunda equipación y traerá buenos recuerdos a sus tres delanteros ya que ambos coincidieron en el Celta en la 07-08, eso sí en distintas categorías: Costa (primer equipo), Aspas (filial), Rodrigo (juvenil)

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

«El 'míster' (Julen Lopetegui) premia a los jugadores sin mirar de qué equipo provienen y que trabajan día a día. El Celta a lo mejor no es un equipo tan grande como el Real Madrid o el Barcelona pero no le ha importado», recordó Iago Aspas, uno de los tres delanteros elegidos para el Mundial junto a Diego Costa y Rodrigo Moreno. Lo cierto es que el club gallego acogió durante una campaña a los tres arietes de la selección que irán a Rusia. En la temporada 2007-08, todos eran jugadores del Celta.... aunque en distintas categorías. Costa estaba en el primer equipo, que entonces estaba en Segunda División, cedido por el Atlético; Iago Aspas era el referente ofensivo en el Celta B mientras que Rodrigo Moreno despuntaba en el juvenil. Una casualidad que revela el buen trabajo de Toni Otero, fichado hace unos días como responsable de la secretaría técnica de Las Palmas, que gestionaba el talento de tres promesas, ya que todos estaban en edad sub'21 por aquellos días.

El más mayor de los tres internacionales es Iago Aspas (1988), que por entonces quería demostrar sus cualidades con el filial para ser reclutado por el primer equipo, donde ya jugaba un impulsivo joven, aún con nacionalidad brasileña llamado Diego Costa. No fue un buen año para el ahora teórico titular de Julen (hizo 5 goles en 30 partidos) ya que en Vigo se le recuerda más por sus expulsiones (tres, una muy polémica ante el Xerez por vacilar a un rival) y tener un problema con un coche del club. Aspas también era un potro por domar aquellos días. Poseedor de una talento enorme, sólo explotó cuando el Celta estaba más axfisiado. Su doblete una campaña más tarde en un partido agónico ante el Alavés salvó al club de bajar a Segunda B y una presumible extinción en su primer partido en Balaídos. Aquella actuación y sus lágrimas emocionaron a una grada, que le despidió con honores cuando se fue a Liverpool tras el ascenso y le recibió con los brazos abiertos después de sus malas experiencias en la Premier y en el Sevilla. En Vigo si brilla: esta campaña ha logrado su segundo Zarra como máximo goleador nacional. Esos números llamaron la atención a Lopetegui, que lo reclutó por una lesión de Costa y desde ese momento nunca ha vuelto a faltar en las listas.

Aspas se ha convertido en un 'chico Lopetegui', etiqueta que siempre ha tenido Rodrigo Moreno en la Federación. El técnico vasco siempre confió en el delantero, que llegó a Vigo gracias Mazinho, padre de su compañero de selección Thiago Alcántara y de Rafinha. Los tres se hicieron inseparables pero Rodrigo al principio no jugaba. Joselu, ahora en el Newcastle, y Mathias Pogba, hermano del centrocampista francés del Manchester United, le cerraban el paso en un equipo que también contaba con Hugo Mallo y Jota Peleteiro. A base de trabajo y goles se fue ganando el puesto. Los problemas financieros del Celta le llevaron a ser vendido, como otras perlas de la cantera (el propio Joselu o Denis Suárez). Aterrizó en el Real Madrid, que lo traspasó después al Benfica. Allí perdió una Europa League contra el Sevilla y otra ante el Chelsea pero se ganó un traspaso al Valencia, donde esta campaña ha demostrado su nivel con la llegada de Marcelino. Su partidazo ante Alemania, con gol incluído, terminó por convencer a todos: se merecía un billete para el Mundial. «El hecho de adaptarme a varias posiciones puede ser una de las razones por las cuales el míster se ha decantado por mí. No se exactamente los motivos, pero está claro que mi temporada fue buena», señaló este miércoles en la Ciudad del Fútbol.

En Rusia peleará con Diego Costa y Iago Aspas por un puesto en la delantera. «Esta selección tiene grandísimos jugadores, todos los puestos están muy bien cubiertos. Lo hemos demostrado en la clasificación y en los amistosos. No podemos hablar de falta de gol», señala el hispanobrasileño, que no escatima en elogios a la hora de referirse a Costa. «Diego es un jugador que ha mostrado un carácter imponente que se acaba trasmitiendo a su juego. Ha sido un importante en los clubes en lo que ha estado. Su media temporada en el Atlético ha sido clave en la Europa League que han ganado», recuerda antes de compararle con su compañero Simeone Zaza. «Sí que es verdad que Costa y Zaza tienen una forma de jugar parecida. Aquí en la selección jugamos habitualmente con un 4-3-3 y va a ser difícil que jueguen a la vez dos delanteros. Todos tenemos la máxima ilusión en hacerlo lo mejor posible. Los tres delanteros que estamos aquí venimos de hacer una gran temporada en nuestros equipos», insiste.

Rodrigo, que aclara a todos insistentemente que su idea es seguir en el Valencia, evita centrar la atención en el debut mundialista ante Portugal el dia 15 en Sochi. «Primero estamos pensando en los dos partidos amistosos, luego ya vendrá el partido con Portugal, que en principio será el rival con el que España se jugará el pase, aunque también hay que tener en cuenta a las otras dos selecciones del grupo», incide. Ese día España, al ser visitante, lucirá su segunda camiseta, de color celeste. La misma con la que goleó a Argentina y similar a la que lucía el Celta hace diez años cuando los tres puntas de 'La Roja' se ejercitaban a diario en A Madroa.

 

Fotos

Vídeos