La situación política de Venezuela empañó el triunfo ante Argentina

Rafael Dudamel, durante el partido entre Argentina y Venezuela en el Metropolitano./AFP
Rafael Dudamel, durante el partido entre Argentina y Venezuela en el Metropolitano. / AFP

El seleccionador vinotinto, Rafael Dudamel, puso su cargo a disposición de la Federación Venezolana de Fútbol después de que tanto representantes de Maduro como de Guaidó tratasen de apropiarse del éxito deportivo

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉSMadrid

Nada se escapa a la actual situación política de Venezuela en torno a todo aquello que concierne al país. Ni siquiera el triunfo de prestigio de su selección de fútbol ante Argentina en el Metropolitano de Madrid estuvo exenta de los tintes de confrontación que sacuden al país en los últimos años.

En plena alegría tras el histórico 1-3 para los vinotinto ante la albiceleste, el seleccionador, Rafael Dudamel, sorprendió a propios y extraños al poner su cargo a disposición de la Federación Venezolana de Fútbol por lo que entendió como una utilización del éxito deportivo en favor de tendencias políticas de uno y otro sentido.

La selección venezolana recibió horas antes del partido la visita de Antonio Ecarri, representante en España de Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela, un cargo reconocido por la Asamblea Nacional y por el Tribunal Supremo de Justicia en el exilio, además de por 54 países, entre ellos España. De hecho, el propio Ecarri publicó en sus redes sociales una foto del encuentro.

«He conversado con el vicepresidente y he puesto mi cargo a disposición de los dirigentes, porque todo este tiempo estamos navegando en aguas muy turbias. Se ha politizado todo y soy el director de una selección del país entero», señaló tras el partido el entrenador, que se sentará en el banquillo en el partido ante la selección autonómica de Cataluña del lunes en Gerona y que posteriormente analizará junto a los dirigentes del fútbol venezolano su continuidad.

«Hemos recibido la visita del embajador, con respeto, porque somos la selección de Venezuela que abarca a todo el país. En Rancagua (Chile) también atendimos al embajador del señor Maduro. Pero se ha utilizado la visita, tristemente. Y yo soy el director técnico de la selección de un país entero. Por respeto, el lunes dirigiré al equipo en el siguiente amistoso, pero me tengo que sentar a conversar con el presidente y el vicepresidente», añadió.