Cristina Gutiérrez, penalizada por la rotura de su turbo

Imagen de la nueva vuelta de campana, sin consecuencias, que ha sufrido esta segunda etapa/BC
Imagen de la nueva vuelta de campana, sin consecuencias, que ha sufrido esta segunda etapa / BC

La piloto burgalesa no ha tenido una segunda etapa fácil, después de romper el turbo en el kilómetro 72 y necesitar dos horas para repararlo

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Cristina Gutiérrez ha superado la primera etapa dura del Dakar 2018 sin problemas de pilotaje. Después del susto que se llevó en la prólogo tras protagonizar un vuelco, este domingo Cristina Gutiérrez se ha desenvuelto entre las peligrosas dunas peruanas hasta llegar al campamento. Lástima que un fallo en el turbo de su 4x4 le haya hecho perder alrededor de dos horas.

La piloto burgalesa ha tenido que parar cuando sólo llevaba 72 kilómetros recorridos, de los 267 de que constaba la especial por los alrededores de Pisco (Perú). «De repente, el turbo ha empezado a soplar y el coche no tiraba. Hemos tenido que pararnos. Mi copiloto, Gabi Moiset, ha cambiado varias piezas y, después de dos horas, hemos podido continuar. Son cosas que pasan y en este tipo de situaciones, lo mejor es tomárselo con calma», explicaba Cristina Gutiérrez a su llegada al campamento tras casi nueve horas y media de carrera.

Un contratiempo que ha empañado su buena actuación en una jornada infernal. «Ha sido un día muy duro, por las dunas y el fuera pista, pero nosotros hemos pasado por todos sitios sin apenas problemas. Incluso hemos pasado por la famosa olla, donde se han atascado varios camiones. Sabíamos que sería un día difícil y lo hemos afrontado con mucha prudencia para no llevarnos ninguna sorpresa», reconocía la joven odontóloga.

A pesar de que su aparatoso vuelco de la prólogo ha salido en muchas televisiones, Cristina asegura que «desde fuera parece mucho más grave de lo que realmente fue, porque íbamos muy despacio. No es más que una anécdota, aunque a mí no me gustan estas cosas porque soy muy exigente conmigo misma».

Además, insiste en que su Mitsubishi Montero funciona muy bien sobre la arena: «Sinceramente, ‘el bicho’ va perfecto en las dunas por muy altas y blandas que sean. Hoy hemos pasado por sitios realmente complicados y, después de casi 300 kilómetros, sólo hemos encallado un par de veces, que entra dentro de lo normal. Estoy muy satisfecha».

Al final de la etapa, Cristina Gutiérrez ha marcado el 58 lugar en la absoluta, el mismo que ocupa en la general provisional. En su categoría T1-S (vehículos derivados de serie), la burgalesa figura quinta clasificada.

Este lunes, tercera etapa entre Pisco y San Juan de Marcona que promete emociones fuertes, al contar con más de 500 kilómetros, casi 300 de ellos cronometrados.

Temas

Dakar

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos