Mundial

Ferrari entrega la victoria a Vettel a costa de Leclerc

Sebastian Vettel celebra la victoria bajo la mirada de Charles Leclerc. /Afp
Sebastian Vettel celebra la victoria bajo la mirada de Charles Leclerc. / Afp

La Scuderia sumó en Singapur su primer doblete del año con una polémica decisión en boxes que benefició al alemán frente al monegasco; Sainz, perjudicado por un toque en la salida, acabó duodécimo

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMadrid

Once años después, Ferrari ha logrado encadenar tres victorias consecutivas en Fórmula 1. Y podrían haber sido tres de Charles Leclerc, si no hubieran decidido desde el muro primar claramente las opciones de Sebastian Vettel frente a las del hombre que había salvado los muebles del equipo en los últimos fines de semana. Una decisión que traerá cola y que da buena muestra de que, pese a que en la pista hay serias dudas, es Vettel quien sigue mandando.

Sebastian Vettel ha acabado con un año y 25 días de sequía, tras una carrera en la que paró cuando debía y apretó cuando pudo, pese a que antes de la carrera habían quedado que no iba a ser así. En un circuito como Singapur, las decisiones de cuándo y cómo parar a cambiar neumáticos es crítico, para bien y para mal. Ferrari tomó las riendas de las estrategias en el momento en el que tanto Leclerc sobre Hamilton como Vettel sobre Verstappen habían conseguido aguantar en la salida al frente, pero incomprensiblemente decidieron cruzar las estrategias: el primero cubrió al cuarto y el tercero al segundo.

Pero no sólo eso: habían pactado antes de la carrera que en la parada en boxes debían frenar a los de atrás y que el que se quedara en pista (en este caso, el que fuera por detrás de los dos Ferrari) no apretase para evitar un 'undercut'. Eso fue exactamente lo que hizo Vettel: obviar el plan previsto y quitarle la posición a su compañero de equipo. Leclerc no se lo podía creer y en el primero de los tres periodos de carrera ya avisó que no se iba a callar. «Luego hablaremos de lo que ha pasado», dijo primero, y después un elocuente «no voy a hacer ninguna estupidez, pero no me parece justo».

«La única respuesta que necesito es que no había otra manera de lograr un doblete en el mismo orden en el que estábamos antes de la parada en boxes», dijo el segundo clasificado en esta carrera ante los micrófonos de la prensa nada más bajarse del podio. En Ferrari sí supieron maximizar sus opciones, no así en Mercedes, que llegaban este fin de semana como los grandes favoritos.

Sea justo o no, lo cierto es que Ferrari obtuvo el premio soñado con el mejor resultado posible: un doblete. Tras los pilotos de rojo acabó Max Verstappen y no Lewis Hamilton, ya que a Mercedes no le ha salido nada bien este fin de semana. Tan lamentable fue la gestión del desgaste de neumáticos del líder del Mundial que cuando le ordenaron entrar a boxes iba perdiendo demasiado tiempo, lo que obligó a pedirle a Bottas que aflojase para no adelantarle.

Sainz, sin opciones de triunfo

Las opciones de Carlos Sainz de puntuar le duraron menos de una vuelta. El madrileño fue una de las pocas víctimas de una inusualmente tranquila primera vuelta en el Marina Bay, esta vez por culpa de uno de los que normalmente tampoco suelen estar metidos en estos fregados. Nico Hülkenberg estaba intentando subir posiciones cuando se topó con Sainz, lo que a la postre perjudicó más al español que a él mismo. Una parada en boxes de más de un minuto con los mecánicos levantando a pulso el MCL34 lo dice todo: por esfuerzo no será. Por este motivo, Sainz salió último a pista pero aguantó como pudo en pista pese a tener 20 puntos menos de carga aerodinámica que sus rivales, lo que traducido en tiempo por vuelta era un déficit de medio segundo en cada giro.

Los tres coches de seguridad que hubo en pista (100% de presencia de este en las carreras que llevan disputándose en Singapur) le permitieron acercarse a los puestos de puntos, pero lograr la 'machada' era demasiado en una carrera así. En lo positivo para él, demostró una vez más un carácter irredento que en cuanto luche por podios o victorias le será muy útil. En lo negativo, es otro fin de semana en el que podría haber sumado muchos puntos que tenía en su mano. Prueba de ello es el 7séptimo puesto de Lando Norris, que tuvo una carrera mucho más cómoda que su compañero.

Esta semana no habrá descanso, ya que de Singapur viajarán a Rusia, donde el próximo fin de semana se disputará la carrera en el circuito de Sochi. ¿Habrá una cuarta victoria consecutiva de Ferrari? Y lo que tiene más interés: ¿dejará la Scuderia luchar a sus pilotos o decantarán la balanza de nuevo hacia el lado alemán?