GP de Baréin

Vettel y Leclerc tensan la cuerda en Baréin

El Ferrari de Sebastian Vettel, durante los entrenamientos libres en Baréin./AFP
El Ferrari de Sebastian Vettel, durante los entrenamientos libres en Baréin. / AFP

Los pilotos de Ferrari se reparten los libres, con una igualdad que incomoda al alemán, que no se despega de su teórico escudero

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMadrid

Parece mentira que sea aún el segundo fin de semana de Gran Premio, pero lo cierto es que la tensión se ha apoderado de la Fórmula 1, especialmente en el 'box' de Ferrari. Sebastian Vettel despidió el viernes en Baréin con el mejor tiempo del día, pero sólo 35 milésimas más rápido que Charles Leclerc.

El 'niño' le ha salido respondón a Vettel. Ya en Australia se vio claramente que Leclerc no va a ser un simple segundo piloto, y que aceptará la disciplina de equipo tanto en cuanto le convenga para sus intereses. Con el mejor tiempo de los primeros libres del primer día en Sakhir dejó claro que lo visto en Melbourne fue un aviso: van a hacer falta órdenes de equipo para frenar el ímpetu del monegasco. Las escasas tres centésimas con las que Vettel acabó por delante de su compañero no son margen suficiente como para considerarle el gran favorito, si bien tiene como gran ventaja que Leclerc tiene una experiencia limitada en este circuito, mientras que el tetracampeón ha ganado cuatro veces.

Sea Leclerc o sea Vettel, lo cierto es que Ferrari ha comenzado muy fuerte en los libres. ¿Cuánto de fuertes con respecto a Mercedes? Ese es otro asunto. Las seis décimas que se dejó Lewis Hamilton o las siete de Valtteri Bottas con los hombres de rojo no son reales, o no parecen serlo. Como ha ocurrido en tantas otras ocasiones, lo más probable es que este fin de semana se reviva una nueva clasificación en la que 20 pilotos salen a pista y siempre gane la escudería alemana.

Una de las grandes dudas para este sábado es ver si el potencial que Bottas mostró en Australia es real. Para el finlandés, que parece haber recuperado ese colmillo que le hizo ser considerado un gran talento, regresar a Baréin es hacerlo al circuito donde logró la primera de sus seis 'poles' en Fórmula 1. No obstante, de la misma manera que él viene en un estado de gracia, también lo hace su compañero. Hamilton afronta el fin de semana con cierta impaciencia, y este viernes lo dejó entrever con un elocuente mensaje de radio. A falta de poco más de cinco minutos del final de la segunda sesión, preguntó por radio que si podía entrar ya para dar por finalizada su sesión. No veía necesidad de dar más vueltas al circuito.

Por detrás hay mucho que decidir. Si bien los Red Bull parecen los más firmes candidatos a colarse justo detrás de los Mercedes y los Ferrari, otros como los Haas o los Renault tienen la firme intención de ponerle las cosas complicadas a los pujantes equipos que llegan por detrás a la caza de la Q3 y, con ello, de los puntos.

Sainz estrena motor

Lo ocurrido en Australia con el McLaren MCL34 de Carlos Sainz aún colea. El piloto madrileño abandonó en la vuelta 11 de la cita de Melbourne con el motor ardiendo, lo que posteriormente se determinó como un fallo del MGU-K. Ese elemento del motor provocó una avería total que ha obligado al español a montar una nueva unidad completa del propulsor Renault para la segunda cita del campeonato.

Por el momento, la situación se ha salvado con solvencia. Sainz alcanzó un buen séptimo puesto (el mejor del resto, por detrás de Ferrari, Mercedes y Red Bull) en la primera tanda de libres, pero luego se tuvo que conformar con un insuficiente undécimo. La mejor noticia para los de Woking es que al 'top 10' de Sainz en los primeros libres se unió el de Lando Norris (fue octavo) en los segundos, con lo que pocos pueden negar que McLaren es un firme candidato a estar peleando por colarse en la Q3 este sábado.

Ese es el gran objetivo del fin de semana. Sainz no tiene buenos resultados aquí: tres abandonos y un undécimo puesto. Todo lo que sea salir desde la zona alta le permitirá, además de sumar puntos, quitarse el mal sabor de boca de Australia y empezar un previsible ascenso en dirección a la parte alta de la zona media de la tabla. La igualdad en ese lado de la parrilla es crítico, y a poco que fallen los demás (los Alfa Romeo de Giovinazzi y Räikkönen padecieron problemas de refrigeración este viernes), podrá cazar algún punto.

Alonso deja entreabierta la puerta de la Fórmula 1

Fernando Alonso es uno de los rostros nuevos con respecto a Australia que se ven este fin de semana en Baréin. El asturiano, recién llegado de Sudáfrica de su test con el Toyota Hilux V8 4x4, se ha incorporado al muro de McLaren para ejercer su labor de asesor y probador. Esta última vertiente la mostrará el martes, cuando vuelta a subirse a un Fórmula 1 para los test con Pirelli al volante del MCL34.

Esta vuelta será de manera puntual, ya que en sus planes no está reintegrarse a la parrilla… de momento. «Como dije el año pasado, mi idea no es volver. Dije que el año pasado era un adiós porque sentí que este capítulo ya estaba completo y que había logrado en Fórmula 1 más de lo que hubiera soñado. He tenido grandes importunidades fuera de la Fórmula 1 para hacer algo sin precedentes, así que por eso tomé la decisión», dijo ante los medios.

Sin embargo, instantes después, recogió un poco el sedal y se dejó querer para un posible regreso. «Volver no está en los planes, pero si algo pasa y llega una gran oportunidad, probablemente lo consideraría. No cierro las puertas al 100% a nada en el futuro», dijo el bicampeón español, que insiste que ahora mismo está centrado en sus aventuras fuera del Gran Circo.