GP de Argentina

Triplete de 'poles' españolas en Argentina

Marc Márquez, en el circuito de Termas de Río Hondo. /EP
Marc Márquez, en el circuito de Termas de Río Hondo. / EP

Marc Márquez confirma que es el máximo favorito para la carrera de este domingo en una sesión en la que no vio peligrar el primer puesto de la parrilla de salida | Xavi Vierge en Moto2 y Jaume Masiá en Moto3 completan la gran jornada de los pilotos españoles

BORJA GONZÁLEZTermas de Río Hondo

Con Marc Márquez suelen pasar estas cosas: hay fines de semana en los que se le ve venir. Ya desde el viernes en Argentina se le había visto 'sobrado'. El segundo libre de MotoGP lo había terminado sin brillar en la hoja de tiempos (octavo) pero con un ritmo superior (o muy superior) al de sus rivales. Él mismo no lo escondía por la tarde, ni ninguno de los pilotos top de la clase reina dejó de señalar que había uno que estaba por encima de los demás. Lo de la capacidad de hacer una vuelta rápida se daba por descontado. Y el sábado lo confirmó, tras terminar primero en el tercer libre, y firmar un par de horas después su 'pole' número 81 (la 53 en la clase reina), sin demasiada oposición. Una señal, unida al ritmo de entrenamientos, sobre quién es el gran favorito el domingo en Termas de Río Hondo, escenario el año pasado de una carrera en la que el campeón pareció desquiciado, y que le dejó con una sensación de superioridad que quiere refrendar en el actual curso.

«Estoy contento con el ritmo y con cómo me encuentro encima de la moto. A ver mañana qué tiempo hace», explicaba tranquilo y sonriente Márquez nada más bajarse de su Honda, apuntando al factor incontrolable de la previsión meteorológica, que desde el inicio de la semana apunta a lluvias el domingo en el área del trazado sudamericano. El de Cervera también explicó que habían decidido en su equipo hacer una prueba para el cuarto libre, errónea, lo que les obligó a dar un paso atrás y volver a lo ya conocido y que se confirmó como efectivo minutos después.

Junto a Márquez se metieron en la primera línea Maverick Viñales y Andrea Dovizioso. Viñales encabezó el pelotón de las cuatro Yamaha, todas situadas entre los siete mejores (Rossi cuarto, Morbidelli sexto, Quartararo séptimo), una señal de que la M1 es competitiva en Termas de Río Hondo, aunque desde la fábrica japonesa prefieran ser cautos hasta que se llegue a Europa para entender si esta moto está al nivel de la competencia, teniendo en cuenta que desde el arranque de la pretemporada 2019 había evidenciado una cierta inferioridad respecto a las otras tres grandes.

Dovizioso, mejor de lo esperado

En cuanto a Dovizioso, el líder de la general ya había confesado el viernes estar en una mejor situación de lo esperado en un trazado de los teóricamente complicados para la moto italiana. «Estoy muy feliz por lo que hemos hecho estos dos días, porque hemos confirmado que tenemos buena velocidad», explicó tras terminar tercero. «No me lo esperaba. No estoy al nivel de Márquez, pero he tenido un buen ritmo de carrera y no estamos tan lejos. Habrá que estar pendiente a las condiciones de carrera de mañana, que van a afectar a todo el mundo. El tiempo de la Q2 ha sido muy bueno y comenzar desde la primera línea era nuestro objetivo».

El rendimiento de Dovizioso fue bastante mejor que el de su compañero Petrucci, algo desdibujado en este inicio de aventura como oficial Ducati, igual que el de Márquez fue muy superior a lo mostrado por Jorge Lorenzo, duodécimo, y todavía muy lejos de su mejor versión en cuanto a adaptación con la Honda, y en la parte física.

También destacaron en negativo las Suzuki, que ni siquiera entraron en la Q2, en un circuito en el que estaban señalados antes de llegar como uno de los favoritos, más tras el cuarto puesto rozando el podio de Rins en Catar, y el estreno en un cajón de MotoGP del barcelonés el año pasado en este mismo escenario.

En Moto2 también hubo 'pole' española, de Xavi Vierge, que ya había sido el más rápido en el oficial de la clase intermedia en 2018 en Argentina. Esto es un entrenamiento igualadísimo, con los tres de la primera línea (Vierge, Schrotter y Lowes) separados por 12 milésimas de segundo, y con Alex Márquez cuarto a 0.047 de su compañero de equipo.

Moto3 había abierto el festival de 'poles' españolas con la sumada por Jaume Masiá, aún tocado de una lesión sufrida antes del inicio del Mundial y después de un Gran Premio de Catar para olvidar, que firmó su primera 'pole' mundialista, con un registro más de tres décimas mejor que el de Arón Canet, segundo y que había tenido que pasar previamente por la Q1 después de que Dirección de Carrera le anulase su mejor vuelta de los libres.